La UD saca la cabeza (4-1)

Compartir

El conjunto amarillo goleó al Osasuna para romper con su mala racha y coge un poco de aire después de más de dos meses y medio sin ganar. En un partido más del estilo Jiménez que del estilo Herrera, Las Palmas dejó que su rival tomase el control del balón y le hizo daño tanto a la contra como a balón parado. Los navarros recortaron, pero esta vez la victoria se quedaría en casa. 

Sólo Fidel modificó el plan de Paco Herrera respecto al Cerro del Espino y la UD, con el onubense como gran novedad, buscaba mejorar su registro ofensivo. Enfrente se encontraba un Osasuna práctico, veloz, con la dulzura de Juan Villar con el gol que no venía, precisamente, de turismo a la isla y así se lo hizo saber a los amarillos presionando arriba para recuperar rápido en busca del ataque.

Con ese escenario, los navarros iniciaron la contienda dominando la pelota, manejando el encuentro y buscando sus opciones cerca de los dominios de Raúl. Sin embargo, no llegó el primer aviso hasta que una falta peligrosa botada por Rubén García el primer dejó el larguero temblando y a los amarillos tiritando.

Lo cierto es que el choque estaba siendo dominado de forma muy clara para los hombres de un Jagoba Arrasate que estaba viendo como, a diferencia de otros partidos, su rival le entregaba la pelota y le esperaba. Las Palmas jugaba a su mismo juego y le iba a salir bien porque en una gran jugada individual de Fidel cayó el primer gol de la tarde en el Estadio de Gran Canaria y en el 2019.

Un gran golpeó con la zurda que se coló directamente por la escuadra le dio a la UD su primer tanto y una pequeña redención para el extremo onubense, quien ha hecho más méritos para tener un rol mucho más importante del que ha jugado.

Desde el pragmatismo, Las Palmas esperaba su oportunidad y no dudaba a la hora de dar pelotazos si eso significaba alejar el balón de su portería. A partir de ahí, los insulares intentaban salir rápido desde atrás, apoyándose tanto en Timor como en Galarreta para que éstos conectasen después con los delanteros. En una de esas salidas, Fidel encontró a un Rubén Castro que se manejó sobre la línea del fuera de juego como un equilibrista, se quedó solo, pero erró en el mano a mano.

Bajo ese plan la UD estaba consiguiendo que Osasuna no pudiese tener ocasiones para marcar. Salvo el larguero de Rubén García, el cuadro pamplonica no había puesto a trabajar a Raúl Fernández y eso le daba ventaja a un Herrera que respiraba tranquilo. Poco a poco, los amarillos se fueron asomando más y más por el área contraria, los espacios comenzaron a aparecer y el peligro se intuía.

Tal fue la mejoría de los insulares que una falta directa perfectamente lanzada por Fidel acabó siendo el segundo gol. Un toque sutil con la zurda terminó con la pelota en el mismo lugar donde minutos antes había metido el primer tanto. En medio de la euforia y de la digestión del mazazo para los jugadores de Osasuna, un gran pase al hueco de Galarreta encontró a Rafa Mir para que el murciano pusiese el tercero con una vaselina que aprovechó la salida de Rubén y rematar así la faena.

En poco más de media hora se le puso todo de cara a Las Palmas. Y aunque no le quedó otra que lidiar con una pequeña reacción de los navarros, mantuvo su entereza atrás para evitar sustos innecesarios. Sin tener que marear la perdiz con la posesión y con una clara mejoría en la pegada, se plantaba en el descanso con un resultado plácido con el que afrontar el segundo tiempo con bastante más calma.

Tras el receso, los planes de ninguno de los dos equipos se vio adulterado. Era evidente que Osasuna necesitaba algo más, pero les costaba como en el resto del choque en el área rival. De hecho, las dos mejores ocasiones para anotar en esos primeros compases del reinicio fueron un disparo de Galarreta que pegó en un defensa y una internada de Rubén en la zona de castigo que acabó en un centrochut que se paseó por delante de la línea de gol sin que Mir la enchufase.

A pesar de las circunstancias y del buen momento de los amarillos, en una muy jugada colectiva bien elaborada por los hombres de Arrasate llegaría el primer tanto visitante. Roberto Torres aprovechó un centro desde la izquierda para, sin oposición, cederle la pelota a Fran Mérida y que éste recortase distancias con un disparo cruzado. Quedaba mucho partido por delante y el marcador se abría.

Otro centro de Íñigo Pérez con veneno que no remató nadie por suerte volvía a avisar a los insulares de que esto no estaba terminado. Pero respondió rápido la UD con un gran cabezazo de Timor que se estrelló en el palo; no se quedaron los de Herrera sin imponer su propio toque de atención en un momento un poco delicado.

Quiso cambiar la fisionomía de su equipo Arrasate e introdujo a Brandon para añadir algo más de pólvora a su ataque, mientras que su homónimo en el banquillo amarillo quiso darle descanso a Fidel tras su gran partido y meter así a Lemos. Pero el técnico vasco echó el resto y no tardó demasiado en poner sobre el césped a Xisco y a Barja, prescindiendo incluso de uno de sus defensas.

Era un momento de empezar a cerrar el partido, de hacer un poco más largo el choque para Osasuna y de no cometer errores.

No obstante, otro gol de falta, en esta ocasión, de Lemos iba a cerrar el partido para la tranquilidad del respetable. De ahí hasta el pitido final, siguieron los insulares buscando más tantos sin conseguirlos, aunque dejaron claro que el hambre sigue estando intacta en unos jugadores que necesitaba una victoria así. A pesar de que el pragmatismo se hizo carne en esta UD, más UD de Jiménez que de Herrera, estas victorias no se pueden tirar y ahora por fin respiran, sacan la cabeza y miran hacia arriba.

Unión Deportiva Las Palmas vs Club Atlético Osasuna

UD Las Palmas: Raúl; Eric Curbelo, Mantovani, Cala, Dani Castellano; Peñalba; Fidel (Lemos, 67′), Galarreta (Momo, 85′), Timor, Rafa Mir (Araujo, 75′); y Rubén Castro.

CA Osasuna: Rubén; Vidal (Barja, 76′), David García, Unai García, Clerc; Fran Mérida, Oier; Roberto Torres, Rubén García, Íñigo Pérez (Brandon, 67′); y Villar (Xisco, 73′).

Goles: 1-0, Fidel (11′). 2-0, Fidel (30′). 3-0, Rafa Mir (32′). 3-1, Fran Mérida (52′). 4-1, Lemos (81′).

Árbitro: Óliver De La Fuente Ramos (Comité Castellano-Leonés). Amonestó a Cala (8′), Íñigo Pérez (21′), Fran Mérida (43′), Curbelo (57′), Peñalba (58′), Galarreta (83′) y Rubén García (84′).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 21ª jornada de LaLiga 1|2|3 2018/2019 disputado entre la UD Las Palmas y el CA Osasuna. El choque se celebró en el Estadio de Gran Canaria.