El Sporting no gana en el EGC desde 2004

Compartir
/ Samuel Sánchez (udlaspalmas.net)

Pobres resultados los cosechados por el equipo asturiano en el Estadio de Gran Canaria. El Sporting no conoce la victoria en el  feudo amarillo desde hace 14 años, en los que han medido sus fuerzas en nueve ocasiones.

Duelo entre dos históricos en el Estadio de Gran Canaria. Dos equipos que se han enfrentado en numerosas ocasiones, contando con grandes rivalidades en los últimos tiempos, donde han peleado por ascender a Primera División, y una vez conseguido, por la permanencia en dicha categoría. Esta temporada ambos equipos llegan muy igualados al choque, por lo que conseguir la victoria es fundamental para acercarse a los objetivos que se habían marcado a principio de temporada.

El Sporting de Gijón visita un estadio que no se le da nada bien. Desde que los amarillos se mudarán del Estadio Insular al Estadio de Gran Canaria, los asturianos siempre que han visitado el recinto de Siete Palmas, han llegado con la intención de poder asaltar la nueva casa amarilla. Sin embargo, el Sporting tan solo  ha conseguido vencer en el Estadio de Gran Canaria en una ocasión, y fue hace más de 14 años.

Los amarillos han recibido en 9 ocasiones al conjunto rojiblanco para disputar un partido de LaLiga, con el que se han vivido extraordinarios y emocionantes partidos que han sido atractivos para el espectador neutral, pero muy sufridos para los aficionados. En sus nueve visitas realizadas, los asturianos cuentan con un bagaje de una victoria, cinco derrotas y tres empates. Los sportinguistas cuentan con una media de goles encajados en el feudo amarillo de 1,77 goles por partido, mientras la media de goles a favor se le queda en 1,11 goles por partido.

La UD tratará de hacer que esa horrible estadística del Sporting en el Estadio de Gran Canaria continúe este campaña, pues una vez más los dos equipos afrontan el encuentro como rivales directos. Ambos se marcaron el objetivo de estar en la zona alta, pero ni canarios ni asturianos han logrado ser lo suficientemente regulares para poder estar cerca de las posiciones que se esperaban. Históricos necesitados que necesitan ganar para engancharse a los puestos altos de la tabla.

Compartir
Artículo anteriorRaúl: «No dudamos de Herrera»
Artículo posteriorEl filial, sobre el alambre