Pepe Mel: «La UD me ofreció un contrato más largo»

Compartir
Pepe Mel, cuando llegó esta semana al Aeropuerto de Gran Canaria.

«Ni yo ni Setién hemos creado estilo alguno, no tenemos trofeos en las vitrinas. Bueno, miento, yo tengo tres ascensos», con esa retranca Pepe Mel afronta el partido ante el Deportivo de la Coruña. Sarcástico, pero coherente; la Unión Deportiva le ofreció un contrato más largo que el que finalmente firmó: «No podía ser cínico, a mis jugadores les pido mirar únicamente hasta junio». 

En una entrevista ofrecida al Diario La Provincia, el nuevo técnico de la UD Las Palmas asegura haberse encontrado un vestuario «con gente que precisa reivindicarse, jugadores que necesitan creer en ellos. Futbolistas que precisan de creer en el que tienes al lado. Gente a la que se les ha olvidado ganar cada semana».

Pepe Mel inspira con sus palabras y pone el acento en eso, en que los jugadores necesitan «luz en su camino», sobre todo porque les va a exigir un esfuerzo superlativo a la plantilla más vieja de España: «Será un esfuerzo brutal. Ser agresivos en lo táctico, ser atrevidos en el juego, intentar jugar en el campo del rival. Llevar el peso del partido y hacerlo 90 minutos durante las catorce jornadas, vamos a tener que firmar un aguante físico importante. Por eso necesitamos a los 24 jugadores».

Dice que los jugadores se contagian entre ellos y hace una afirmación valiente: «No hay ni un solo futbolista que esté dando el 100% de su capacidad. ¿Por qué? porque termina una jornada y no ganas. No dejan de ser personas que escuchan las críticas del aficionado».

Rubén Castro no es ajeno a esta situación: «Rubén será el último futbolista en tocar la pelota. Si el trabajo de los demás no es bueno, repercute en él. Igual que los demás se beneficiarán si él marca. Pero tenemos que hacer el mismo trabajo con el ‘Chino’ Araujo«.

El objetivo de ganar en torno a diez partidos de los 14 que quedan es toda una quimera, a ella Mel responderá con vocación: «Es un reto. Yo estoy en esto porque es vocacional. Estoy en un club importante del fútbol español, tengo una nómina de futbolistas a mi disposición que en verano todos los entrenadores hubiésemos querido y calificado de competente. Yo sé lo que es jugar en el Gran Canaria y en Las Palmas de Gran Canaria y la afición es fiel. Por eso tomé la decisión de venir aquí; he venido a ayudar».