Cala: «Tristemente el fútbol se ha convertido en un negocio»

Compartir
Foto: La Liga

Juan Cala hablaba para los micrófonos de El Deportivo de Canarias Radio, en donde repasó todas las opciones que tiene el equipo amarillo de lograr una histórica remonta en este final de curso y seguir luchando por el ascenso.

Con ganas de volver a jugar: «Está claro que durante la temporada he solido estar en el campo y me he perdido un par de partidos por sanción (Cádiz y Elche). Con ganas de volver a estar donde más le gusta a un futbolista que es el terreno de juego. Se sufre mucho más fuera que estando en el campo».

Victoria a domicilio con Pepe Mel: «Con la llegada del nuevo entrenador y el cambio de sistema, logró sacar un resultado positivo que era lo más importante. No era tan importante jugar bien o mal, está claro que para lograr victorias tienes que jugar más minutos bien, pero da igual ganar aunque sea de suerte porque ya no vale cualquier cosa, tenemos que sumar de tres en tres. La promoción está complicada, pero es un reto que nosotros mismos nos hemos buscado. Si hubiésemos hecho mejor las cosas no estaríamos en esta situación».

Hay que llegar a los 65 puntos: «Tenemos siete partidos en casa y seis fuera. Ganando ocho partidos tienes unos 65 puntos con los que tienes muchas opciones de meterte en los playoff. Tenemos que ganar ocho partidos de trece que es muy complicado en Segunda División. Esta ciudad me recuerda mucho a Sevilla, cuando perdemos un partido parece que estamos en descenso y cuando ganamos en puestos de ascenso. Igual que cuando las cosas van mal nos toca decir que se puede, ahora tenemos que bajar los ánimos. Es bueno que la gente se ilusione porque esa fe mueve, pero sin volvernos locos porque las cosas están complicadas. Es un reto muy importante y vamos a intentar conseguirlo».

Importante lograr la segunda victoria consecutiva: «Es como si ponemos el símil de una persona que está a punto de morir. Nosotros hemos estado cerca de perder todas las opciones de poder seguir con nuestro objetivo y ahora seguimos en la UCI, ganar un partido es estar estable. Está claro que lo que más cuesta es la primera piedra, pero en otros momentos ya hemos tenido esa primera piedra y no nos ha servido de nada. Las cuentas están muy claras, 8 de 13».

Sorprendido por la marcha de Mantovani: «Me ha sorprendido porque una salida fuera del mercado sorprende, más él que estaba jugando y lo estaba haciendo bien en los últimos partidos. Esto es fútbol y pasa de todo. El fútbol se ha convertido tristemente en un negocio en los últimos años y mandan más los representantes que los futbolistas o los clubes. Como en todo negocio manda el dinero, supongo que habrá sido económicamente bueno para Las Palmas, para el jugador y para el Huesca».

Sobre mandar un mensaje a la afición: «Yo no estoy en posición de pedirle nada a la afición. Nosotros estamos para jugar, callarnos la boca y no pedir nada. No podemos prometer cosas que en otros momentos de la temporada nos han salido mal. Ahora es momento de jugar y tratar de ganar partidos. El aficionado es sabio y sabe cuando tiene que arrimar el hombro. Vamos primero a empezar a ganar partidos y ellos seguro que se van a enganchar»

Compartir
Artículo anteriorAythami Artiles entra en el once ideal de la jornada 29
Artículo posteriorLa premonición de Pepe Mel