La fortuna da la espalda a la UD

Compartir

No es el año de la Unión Deportiva Las Palmas. Independientemente de lo mejor o peor que se hayan hecho las cosas durante la temporada, lo que está claro es que la suerte no está del lado amarillo. 

Las Palmas se plantó en el Nuevo Los Cármenes con la intención clara de llevarse los tres puntos a la isla. Los de Pepe Mel se mostraron sólidos en tareas defensivas, mostraron criterio en las jugadas de ataque y una buena actitud sobre el terreno de juego, pero no fue suficiente. Todo lo que puede salir mal acaba saliendo mal y lo que puede salir bien, pues solo sale en contadas ocasiones. Los grancanarios se marchan del estadio del segundo clasificado con la sensación de que merecían cosechar los tres puntos y que una vez más las cosas se vuelven a torcer en los últimos instantes.

La UD tuvo la victoria en la mano, parecía controlar el tempo de los minutos finales del partido, pero en una jugada aislada llegaba el empate que volvía a romper las ilusiones de los amarillos. Las Palmas estaba a punto de volver a sentir la corriente positiva que se generó con la victoria en Riazor, volvió a creer en un imposible, y aunque estuvo cerca de lograrlo, la realidad volvió a golpear cuando más duele, al final.

Pasó contra el Deportivo de la Coruña en la primera vuelta, ocurrió frente al CD Tenerife y ha pasado dos veces ante el Granada. La UD estuvo cerca muchas veces de conseguir una victoria que pudiese cambiar la dinámica, pero no lo consiguió. Alguna vez por los árbitros, otras por mala suerte y la mayoría por no mostrar el nivel esperado. La fortuna no ha querido mirar al conjunto insular esta temporada, que ni siquiera haciendo las cosas bien logra conseguir victorias.

 

Compartir
Artículo anteriorPepe Mel: «Para nosotros este punto es nada»
Artículo posteriorToni Otero lanza un dardo a los árbitros