La devaluación de Mauricio Lemos se agudiza

Compartir
Lemos durante un partido de la pasada temporada

Prometía tanto en su día que sonaba cada semana para reforzar a los mejores equipos del mundo. Y no era para menos. Mauricio Lemos causó un impacto inmediato en la UD Las Palmas desde su aterrizaje en el mercado de invierno de 2016. Su juventud, su condición de central uruguayo que seguía la saga de los más grandes – incluso habitual en la selección y su manejo de balón le convertía en un diamante apetecible. Hoy, es todo lo contrario.

Sus días de gloria en la UD coincidieron con la mejor etapa de Quique Setién en el banquillo del club. Desde que todo explotó, el rendimiento de Mauricio Lemos cayó en picado. El jugador, con contrato hasta el próximo verano de 2021 con la UD Las Palmas, juega en el Sassuolo italiano donde compartía vestuario con Prince Boateng y Roberto De Zerbi. Lo de ‘juega’; un decir. No ha rascado minutaje en todo el curso.

Y es que este fin de semana reapareció en el once del preparador italiano en su partido como local ante el descendido Frosinone. No pisaba el césped desde el pasado mes de diciembre y, casi cinco meses más tarde, partió como titular sin suerte: a los 45 minutos, su equipo perdía 0-2 y De Zerbi decidió sustituirle al descanso. El Sassuolo remontó y logró sacar un empate sin él en la cancha.

No parece probable que el club verdinegro ejecute por tanto la opción de compra que tiene tras el préstamo acordado el pasado verano con la UD tasada en 6 millones de euros. Ni mucho menos que nadie abone los 30 millones de euros de su cláusula de rescisión.

Ramírez ha anunciado que debe hacer caja para afrontar el déficit presupuestario este verano, y Lemos podría haber sido un activo que podría haber sido rentable. Según la web Transfermarkt, su valor de mercado se ha reducido en el último año de los 10 millones de euros hasta los 4,5, y más lo hará con la UD comenzando un nuevo proyecto en Segunda. Pese a la edad que tiene – 23 años – y lo prometedor de sus inicios, la devaluación del uruguayo preocupa en las oficinas del club.