Triste empate, triste curso (0-0)

Compartir

La UD Las Palmas despide su curso en el Estadio de Gran Canaria con un empate ante el Almería, con el adiós de Momo como principal noticia. Los amarillos volvieron a aburrir, a pesar de disponer de varias ocasiones en la primera mitad. Cedrés y Rubén se toparon con el palo.

Alivio para los aficionados de la Unión Deportiva Las Palmas. Hasta mitad de agosto el conjunto amarillo no volverá a aburrirles en el Estadio de Gran Canaria. Desde luego que la pasión está por dentro, y el dolor también, pero acudir a Siete Palmas se estaba convirtiendo cada vez más en un drama.

¿La noticia más destacable del choque? El adiós entre lágrimas de Jerónimo Figueroa Momo. El de Las Torres fue titular y al ser sustituido no pudo controlar la emoción. Los seguidores amarillos se levantaron y aplaudieron a rabiar una trayectoria de un jugador excelso técnicamente, que ha vivido de todo en el club amarillo: ascensos, descensos, alegrías y dramas.

Del partido poco que decir. Ni con Manolo Jiménez, ni con Paco Herrera ni con Pepe Mel el conjunto amarillo ha dado una tarde redonda a su público. Las líneas siempre separadas, poco talento en el centro, y demasiadas individualidades. Siempre se ha caracterizado por las individualidades, y nunca han jugado como equipo. En el último partido en casa no iba a cambiar nada.

Las pocas notas positivas, además de Josep –prácticamente sin trabajo hoy– la completan jugadores como Cristian Cedrés, Fabio, Carlos González o Kirian. El primero, seleccionado siempre bien sus acciones, dando asistencias y con un remate al larguero ante el conjunto almeriense. El segundo, titular por primera vez en el primer equipo esta temporada, y llamado el año que viene a ser de la primera plantilla. Los dos últimos, debutantes hoy con Pepe Mel y también llamados a ser importantes en un futuro.

David García, otro de los nombres marcados en rojo en esta semana, jugó un partido notable, demostrando que está a nivel físico para seguir una temporada más. Su futuro es incierto, pero Pepe Mel –con el que se trabaja para contar con él en el banquillo– decidió no cambiarlo. Sí a Momo. Está en el plano de las circunstancias, pero parece que continuará de amarillo, sumando partidos y aportando desde sus virtudes y defectos, pero siempre con corazón.

El juego resultó insulso en medio de este páramo de intrascendencia en el que navega la UD Las Palmas en las últimas jornadas, meses y temporadas. Poco destacable. Se cierra el telón en el Estadio de Gran Canaria a otro año donde no se han cumplido las expectativas. Los aficionados amarillos protestaron antes del inicio del encuentro pidiendo la dimisión de Ramírez. No se irá, pero debe escuchar y hacer autocrítica.

Esta UD debe ir a por el ascenso desde el primer minuto, y para ello debe abrir las ventanas del club, repleto de profesionales que ya han acabado un ciclo. Es hora de despedirse y de volver a ilusionar. Y si no pueden –o no quieren–, váyanse. Esta UD se merece volver a una senda de aciertos y sentido común. Háganlo por estos aficionados que no abandonan al club ni en el peor de los momentos.

UD Las Palmas 0-0 UD Almería

UD Las Palmas: Josep; Lemos, Curbelo, David García, Dani Castellano; Timor, Fabio (Kirian 79′), Cedrés (Carlos González 59′), Momo (Srnic 67′), Araujo y Rubén Castro. Entrenador: Pepe Mel.

UD Almería: Fernando; Owona, Romera, De La Hoz, Caballero (Gaspar Panadero 73′), Narváez (Chema 81′), Juan, Aguza (Demirovic 61′), José Corpas, Andoni López y Rocha. Entrenador: Francisco Fernández

Goles: No hubo.

Árbitro: Amonestó a Fabio González (40′), Corpas (55′) y Lemos (77′).

Incidencias: Jornada 41ª. 7.288 aficionados en el Estadio de Gran Canaria.