El banquillo del Tenerife se queda huérfano

Compartir

Si el año de la UD Las Palmas se califica como suspenso absoluto, tres cuartos de lo mismo sucede con el CD Tenerife. El equipo vecino salvó la categoría matemáticamente en la penúltima jornada gracias a los malos resultados cosechados por el Rayo Majadahonda en el sprint final del año. Su técnico ya ha dicho adiós.

Luis César Sampedro no continuará a los mandos del CD Tenerife. Así lo comunicó el propio entrenador tras el término del encuentro de ayer, en el que el conjunto blanquiazul se despidió de su afición con una victoria ante el Real Zaragoza.

«Vine a una situación concreta, a cuatro partidos», comentó el técnico que sustituyó en el banquillo a José Luis Oltra con el objetivo de lograr la permanencia en Segunda División. Sampedro, que ha sumado dos victorias, un empate y una derrota en sus cuatro encuentros, ha dicho que se marcha «satisfecho» por su trabajo «y por el trato recibido».

El entrenador ha confirmado que el «peor momento» fue el estreno en Elche, con la goleada recibida en el que fue «el día más delicado», pero ha insistido en que lograron la salvación sin necesidad de llegar a la última jornada. Se abre un nuevo casting para el Tenerife que ha concluido el curso con 50 puntos en la 16ª posición de la Liga 123.

Compartir
Artículo anteriorEl fracaso es medible: a 25 puntos del objetivo
Artículo posteriorEl partido de Kirian, en números