Vicente Gómez se decanta por el mediocentro del futuro

Compartir
Foto: La Liga

Vicente Gómez se quedó a un gol de cumplir su deseo de retornar a Primera. El fatídico partido del domingo en Mallorca, en el que los analistas coinciden que fueron los peores 90 minutos del Deportivo en toda la temporada, deja a los gallegos en Segunda por lo que el grancanario regresará el próximo curso al Estadio de Gran Canaria como rival. Hoy, en La Provincia, analiza su curso y el devenir de la UD Las Palmas.

Que Vicente Gómez tiene el corazón amarillo es una verdad irrefutable. Aficionado, canterano y capitán del primer equipo en el último ciclo de Primera, decidió hacer las maletas para buscar nuevos aires lejos de la isla. Se encontró con vaivenes en La Coruña y, al final, clasificándose en sexta posición, saboreó de nuevo el peor trago de los playoffs.

Tras finalizar el curso, el grancanario atiende al diario La Provincia en el que deja sus impresiones acerca de la UD Las Palmas y su nueva etapa con predominio de la cantera, algo que celebra: «Cualquiera al que le preguntes por Las Palmas siempre te va a hablar de la cantera que tiene. No puedes mirar para otro lado teniendo la capacidad que tiene el club de sacar buenos futbolistas. En Canarias levantas una piedra y salen jugadores buenos. Entre eso y la apuesta por algunos jóvenes de fuera como Josep, las cosas pueden ir bien», apunta.

Muchos asemejan la situación actual con la vivida en 2010, en el que se tiró del filial para reforzar la primera plantilla con nombres que luego han sido historia del club: «Yo creo que no hay que buscar comparaciones. Se puede parece por el contexto: Las Palmas buscando el ascenso con muchos fichajes, no se consigue, todo el mundo debe apretarse el cinturón y se tira de la cantera. Luego se fueron incorporando otros como Roque, David Simón, Hernán o Raúl Lizoain, y al final tener a tanta gente de la casa con 24 o 25 años es positivo», esgrime el mediocentro.

Sobre la nueva oleada de jugadores curtidos en el Anexo, Vicente Gómez reclama paciencia: «Probablemente a Las Palmas le cueste un poco, ojalá no, volver a ser un equipo fuerte y competitivo en Segunda, pero estos jugadores, en unas cuantas temporadas, cuando sumen ya unos 60 u 80 partidos en el fútbol profesional, formarán el núcleo duro de la Unión Deportiva, porque por calidad no va a ser».

Y, si hay un nombre propio con el que se queda Vicente, es con el de Fabio González: «Es un jugador que me encanta. Quizá a la gente no le llame la atención, pero es un jugador que no pierde el balón y siempre está bien colocado. Cuando el técnico vea que juega, que no pierde la bola, que hace pases y que cubre mucho campo, le llamará la atención. Va a dar mucho que hablar», sentencia.

También te puede interesar…

#MERCADO | Un equipo de Segunda toma la delantera por Cala