Contracrónica: un homenaje a Fuerteventura

Compartir

Las Palmas ganó con solvencia al Gran Tarajal (0-4) en un partido con aromas a historia. 13 años después el representativo grancanario jugaba en la isla majorera, ofreciéndole a la familia tuinejense el homenaje que merecían tras su ascenso a Tercera División.

La UD Gran Tarajal consiguió en mayo un auténtico hito. Después de encadenar 15 victorias consecutivas en la recta final de la temporada, se coronaron en la Preferente de Las Palmas por delante del histórico Estrella. La consecución del campeonato provincial no solo les ha llevado al Grupo XII de la Tercera División, también ha hecho que Las Palmas volará a Fuerteventura por primera vez tras 13 años.

Y es que, tal y como informa Kevin Fontecha en Canarias7, fue en 2006 cuando los amarillos jugaron por última vez en la isla de las cabras y el queso. Las Palmas acababa de ascender a Segunda División y se presentaba a la afición en un partido amistoso ante la UD Fuerteventura. De aquel encuentro, que acabó 0-0, solo quedan activos Aythami Artiles y David García.

Volviendo al presente, la Unión Deportiva tenía hoy asuntos más importantes fuera que dentro del terreno de juego. La pretemporada es fundamental de cara a la preparación física del equipo; la incidencia en el rendimiento durante el resto de la campaña es directa, y aún así, la mente de muchos aficionados seguro que no estaba en el verde.

Hasta once jugadores se quedaron en Gran Canaria haciendo trabajo específico, por ejemplo Tomas Pekhart y Christian Rivera, que no cuentan para la próxima temporada.

Pepe Mel está harto de reivindicar una plantilla «que no exceda los 22 jugadores», hoy lo ha vuelto a decir. Mientras la UD sobrepase ese número, y de momento lo hace por una decena, ni los homenajes ni las inauguraciones serán más noticia que la tranquilidad con la que se están tomando la «operación salida» en Pío XII.