22 días sin noticias ni contrato

Compartir
Foto: LaLiga

Caídos en el olvido. David García y Momo, emblemas y santo y seña de una generación de la UD Las Palmas, llevan 22 días sin contrato y sin poder entrenar con el equipo pese a que Ramírez afirmó que se les iba a dar la oportunidad – luego reculó aduciendo lagunas legales – de hacer la pretemporada. 

Ni están ni, parece, se les espera. El único momento en el que ha habido un comunicado oficial acerca de David García, capitán y futbolista que más veces ha vestido la camiseta amarilla en los 70 años de historia del club, es cuando la UD dio marcha atrás en el nombramiento de los campos de la nueva Ciudad Deportiva y, en lugar de a los dirigentes, se le tributó al de Maspalomas con una cancha de entrenamiento. Nada más.

22 días han pasado desde que sus contratos expiraron. Con la clara intención de David García de seguir jugando al fútbol profesional, la propuesta del club fue la de ofrecerle un puesto de entrenador asistente en el filial, claro síntoma de que no se contaba con su continuidad la primera plantilla. La promoción de Álex Suárez terminó de empujar al capitán, aunque Pepe Mel sigue dejándole la puerta abierta.

El caso de Momo tiene tres cuartas partes de similitud. Eso sí, el de Las Torres no ha cerrado la puerta a su posible retirada del fútbol profesional y sigue aguardando, sin decir una palabra más alta que la otra, su futuro. Más de tres semanas desde que dos mitos concluyeran su vínculo contractual con la UD y siguen en el olvido.