Pepe Mel ensaya un once al que llegaría Rubén Castro

Compartir

Ya se conocen las primeras pistas para el enfrentamiento ante la SD Huesca del próximo domingo. El once inicial que planteará Pepe Mel estará marcada por las ausencias de aquellos futbolistas que no han podido ser inscritos aún y por los lesionados. La nota positiva es la recuperación de Rubén Castro, que apura sus opciones para disputar el debut liguero.

Ya lo avisó Pepe Mel: los descartes para las primeras jornadas no los iba a hacer él, sino La Liga. La lista de jugadores con ficha profesional que estarán disponibles para el encuentro ante el recién descendido Huesca se reduce a 14 futbolistas: Josep Martínez, De la Bella, Álvaro Lemos, Mantovani, Curbelo, Deivid, Dani Castellano, Aythami, Timor, Benito, Javi Castellano, De Galarreta, Srnic y Rubén Castro. A ellos habría que sumarle los futbolistas en edad sub-23 en disposición de ser citados como Fabio, Pedri, Fortes, Boris o Josemi.

Con estos ingredientes, y con la recuperación de un Rubén Castro que podría llegar al estreno pese a no haber podido disputar un solo partido en esta pretemporada, el once de Pepe Mel ya toma forma. El madrileño ha apostado en los últimos entrenamientos por alinear a Josep Martínez en la portería, con Eric Curbelo como lateral diestro por delante del gallego Lemos. De la Bella ocuparía el lateral izquierdo mientras que la pareja de centrales será la formada por Aythami y Mantovani.

El centro del campo estará compuesto por tres futbolistas de mucho trabajo. Timor y Galarreta mantienen el puesto que tenían el año pasado con Mel, al que se le sumaría el canterano Fabio, ya que Kirian – que puede tener un puesto de titular a su vuelta – aún no tiene ficha.

Para el gol, tres atacantes que representan un salto generacional evidente. La punta de lanza será de la Rubén Castro, que a sus 38 años es el único futbolista de la plantilla actual que garantiza goles. El ariete estará flanqueado por Benito Ramírez por una banda y por Pedri en la otra, dos jóvenes talentos que se suman a una vanguardia plenamente canaria. Las ausencias de Cedrés, Araujo y Drolé sitúan a Srnic y Boris como únicas alternativas en el ataque.