Victoria agónica del Gran Canaria en Manresa (74-75)

Compartir

El Herbalife Gran Canaria logró su primera victoria de la temporada en una cancha complicada como el Nou Congost.

Los amarillos aprovecharon la defensa en zona inicial de BAXI Manresa para probar desde la larga distancia y les funcionó con dos triples de inicio para abrir la primera brecha en el marcador (4-10). El buen inicio grancanario se alargó con un gran mate de Matt Costello que provocaba el tiempo muerto de Pedro Martínez (6-12).

Tras la pausa, la anotación sufrió un ligero parón, donde David Kravish (10 puntos) y Matt Costello (7 puntos) eran los protagonistas (10-15). La gran cantidad de faltas que se cometieron en esta segunda mitad del cuarto frenó la alegría de los primeros instantes, y fue cuando apareció Stan Okoye, el jugador más activo justo al borde de la primera pausa entre cuartos.

El primer parcial finalizó con 17-21 y el nigeriano volvió a anotar al inicio del segundo para demostrar que estaba metido en el partido en estos minutos. El BAXI Manresa lograba mantenerse en el partido con mucho mérito, incluso tras la inspiración de Beqa Burjanadze con cinco piuntos consecutivos (22-28). La primera ventaja importante visitante llegaría tras un triple de Ioannis Bourousis en el minuto 15 de encuentro (22-31). Los de Katsikaris aprovechaban las ocho pérdidas de los manresanos a estas alturas. Aunque precisamente fueron dos balones perdidos amarillos lo que volvió a acercar a los locales en el marcador dos minutos más tarde (26-32).

Aunque un tiempo muerto del entrenador griego hizo reaccionar a los suyos para ampliar la ventaja hasta los 10 puntos pro primera vez (26-36), aunque un despiste en la última defensa a Dani Pérez redujo la ventaja antes del descanso (29-36).

Matt Costello abrió la segunda mitad, justo antes que Jordan Davis tomara las riendas del encuentro. El jugador de Las Vegas dinamitó el partido en la segunda mitad tras no haber anotado un solo puntos en la primera. 11 puntos consecutivos del escolta pusieron por delante a su equipo tras muchos minutos por detrás en el marcador (40-38).

Por el lado grancanario, el pívot griego Bourousis tomaba las riendas del equipo en ataque con canastas de mucho mérito y asistencias de lujo para sus compañeros. Davis llevaba 18 puntos en el cuarto (53-49), aunque el pívot amarillo empató el encuentro a 56 para finalizar el cuarto con una gran jugada al poste bajo y un lanzamiento en suspensión sobre la bocina.

Bourousis comenzaba el último cuarto como el anterior, anotando. Pero Davis no iba a ser menos e hizo lo mismo. Fue entonces cuando apareció el último protagonista del encuentro, Oriol Paulí, quien con cinco puntos consecutivos otorgaba de nuevo la ventaja parcial a los visitantes tras muchos minutos yendo a remolque (64-67). El parcial liderado por el alero catalán era de 7-0, pero Davis seguía inspirado en el otro para seguir manteniendo a su equipo en el encuentro tras un robo de balón que acabaría en mate al contraataque (70-71), para llegar hasta los 28 puntos.

El tiempo muerto de Katsikaris fue lastrado con tres pérdidas de balón en tres ataques consecutivos, provocando un parcial de 8-0 para BAXI Manresa (74-71). Aparecía Kravish, inédito desde los 10 puntos de inicio, para anotar dos canastas consecutivas clave que le daban muchas opciones de triunfo a su equipo. Pero tras un nuevo parón, Omar Cook anotó una canasta de pillo y en la siguiente jugada asistió a Oriol Paulí para endosar un 4-0 , que a la postre, resultó definitivo. Jordan Davis tuvo el último tiro para decantar la victoria del lado manresado, pero una buena defensa en equipo del Herbalife Gran Canaria eclipsó al anotador norteamericano.

Primera victoria de la temporada para los amarillos, que la próxima semana volverán a jugar en el Gran Canaria Arena para verse las caras ante MoraBanc Andorra (domingo, 12.00 horas).

Compartir
Artículo anteriorValioso empate del filial ante el Celta B (0-0)
Artículo posteriorRafa Mir se ofrece para volver a la UD Las Palmas