Pedri vuelve a iluminar una nueva noche de color rosa (3-0)

Compartir

Cuesta abajo, a toda pastilla y con un Ferrari. Así se siente ahora la UD Las Palmas cada vez que salta al terreno de juego. Hoy, ante un miura en horas bajas, los de Mel han vuelto a ofrecer un nueva clase maestra liderada por la sociedad Pedri-Viera y con la ejecución de un rematador como Pekhart. El fútbol se unió a la fiesta solidaria y la UD ve la vida de color rosa tras someter al Deportivo.

Las quinielas para el once eran más que evidentes. Lo que funciona no se toca y eso lo sabe perfectamente un Pepe Mel que lamentaba las diez ausencias que presentaba hoy su citación. Respecto al último choque en Lugo, perdía a Josep, Narváez y Galarreta y los sustitutos eran evidentes: Valles, Pekhart y Kirian saltaron al césped desde el inicio. En frente tendrían a un Vicente Gómez con ganas de reivindicarse en su casa.

Y el show de Viera no tardó en comenzar. Fue un tormento el triángulo formado por el de La Feria, De la Bella y Pedri para los gallegos. En menos de un minuto, el ’21’ se ‘calzó’ el guante que tiene en el pie derecho para dejar solo a Pekhart prácticamente en el área pequeña. El checo no se esperó la genialidad de su compañero y no acertó a rematar. Era solo el primer aviso.

Las Palmas maniató al conjunto herculino hasta que consiguió abrir el marcador. El preciosismo de las acciones ofensivas de la UD obtuvo el premio del gol cuando Pedri decidió que él solo podía romper toda la línea defensiva del rival con un solo pase. Se inventó un pase que no existía en un ataque en estático en el que Pekhart, esta vez sí, adivinó a dónde iría el balón. Una exquisitez de un niño; una definición perfecta del gigante. 1-0 y partido cuesta abajo desde bien temprano.

Pero la UD lo veía hoy todo de color de rosa. En un partido grande por lo solidario, el fútbol de los de Pepe Mel fue el mejor embajador en la lucha contra el cáncer. No se conformó jamás Las Palmas con el 1-0, y encerraba al sorprendente colista de la categoría en su área. No echaba de menos a Galarreta, su faro en la medular: un imperial Fabio y un entonado Kirian hicieron olvidar al vasco y permitieron que los de arriba iluminaran el camino.

Fruto de tanto ataque, en un córner que los locales sacaron en corto, el balón le llegó a Pedri en la banda izquierda que, con su zurda, sacó el periscopio y, con la zurda, buscó al más alto en el área. Testarazo perfecto de un Thomas Pekhart que, si también se mete en la dinámica, puede convertirse en un fichaje inesperado. 2-0 sin peros. Bueno, solo uno: pudo ser uno más si el propio checo aprovecha otra obra maestra del juvenil en forma de asistencia.

La sentencia, desde los 11 metros

Lejos de sufrir, la UD siguió gozando en los segundos 45 minutos. Si el fútbol es un estado de ánimo, Las Palmas ahora mismo tiene una mentalidad de hierro capaz de sobreponerse a las importantísimas ausencias. Con personalidad y sin perder de vista el fútbol combinativo, la UD fue a por el tercero. Siempre con la batuta de Pedri, que volvía loca a la defensa gallega cada vez que les mostraba el balón, lo pisaba, lo escondía y encontraba a un amigo de rosa.

Pero Viera también era el otro alma de una fiesta que parecía no acabar nunca. El 21 encontró su merecido premio a la tercera intentona. Sus dos primeros disparos fueron bloqueados. A la tercera, decidió recortar y Salva Ruiz le zancadilleó de forma flagrante. Balón a los 11 metros y, desde ahí, al fondo de las mallas para sentenciar un partido con la balanza muy decantada.

Pudieron llegar incluso más goles para redondear una noche perfecta. Entre gritos de ‘Ramírez, vende ya‘, que resonaron incluso con el 3-0, Pekhart marró la que hubiera sido la jugada de la jornada: Kirian sacó el balón desde el área propia con una picada de fantasía, Pedri condujo durante 35 metros hasta que dejó solo al punta, que la picó con sutileza pero encontró la madera.

La UD manda un serio aviso a navegantes: cinco victorias en seis jornadas, tercer partido consecutivo con la portería a cero y una sensación de poder con cualquier reto. El próximo enemigo marcará cuál es el camino: los de Mel visitan el Carranza y espera un Cádiz imparable. Eso sí, sin Pedri que ya mañana se incorpora a la concentración de la selección. Las Palmas no ha echado de menos a nadie en once jornadas. Veremos si el tinerfeño es tan imprescindible como parece.

UD Las Palmas:  Valles; Álvaro Lemos, Aythami, Mantovani, De la Bella; Fabio, Kirian, Viera (Dani Castellano, 90′), Srnic (Cedrés, 84′), Pedri y Pekhart (Javi Castellano, 86′).

Deportivo: Dani Giménez, Valín, Peru, Bóveda, Salva Ruiz; Bergantiños, Vicente (Jovanovic, 62′), Aketxe, Borja Galán (Santos, 62′), Borja Valle (Gandoy, 87′) y Longo.

Goles: 1-0, Pekhart (15′), 2-0, Pekhart (31′), 3-0, Viera (65′),

Árbitro: Luis Mario Milla Alvendiz (Comité andaluz). Amonestó a Mantovani (24′), Vicente Gómez (38′), Nolaskoain (48′), Fabio (55′), Bergantiños (70′), Aythami (75′).

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de La Liga Smartbank que enfrentó a la UD Las Palmas y al CD Lugo.