«No admitiremos que el Estadio sea un centro de protestas»

Compartir
Foto: UD Las Palmas

Miguel Ángel Ramírez contestó preguntas sobre la actualidad en la sala de prensa tras presentar el acuerdo con el Cabildo de Gran Canaria y el Jardín Botánico. Uno de los puntos calientes fue la cuestión de la polémica con las pancartas prohibidas del pasado domingo y las acusaciones de Gregorio Pérez. El presidente se refirió a ambos asuntos.

Polémica con las pancartas: «Quiero referirme poco a la afición. La otra vez hablé del politono en tono de broma, se tomó mal pese a que no quise dañar a nadie. Cero comentarios. Solo palabras de agradecimiento. Tenemos 12.500 abonados y estamos encantados con este número. El domingo tuvimos una cita importante y la afición respondió. Estamos encantados con nuestra masa social. La mayoría de los Estadios no permiten que sean puntos de protesta, aquí se viene a disfrutar de los amigos y la familia. No podemos contribuir a generar conflictos. No vamos a admitir que el Estadio de Gran Canaria sea un centro de protestas con pancartas. En función del informe del equipo de Seguridad, nos aconsejaron, siguiendo instrucciones de La Liga, no admitir pancartas a favor ni en contra del evento».

Las acusaciones de Gregorio Pérez: «No tengo que dar ninguna explicación. Las querellas se ponen, no se anuncian. Está en manos del servicio jurídico».