Jonathan Viera, un analgésico para la crisis

Compartir

Su lesión cayó como un jarro de agua fría hace quince días y la poca información que se ha tenido al respecto del tiempo de baja estimado no ha ayudado a aliviar la tensión. Jonathan Viera parece estar listo para regresar a liderar el ataque amarillo en la próxima jornada y formar una sociedad de oro con Pedri para devolverle la sonrisa a los amarillos.

Su lesión causó un terremoto en el entorno de la UD Las Palmas. Llegó a decirse, incluso, que no volvería a jugar con la elástica amarilla esta temporada. Tras dos partidos de ausencia, las molestias de Jonathan Viera parecen remitir y su regreso será uno de los más sonados de este fin de semana.

Junto a Pedri, ambos formaron una sociedad de oro en un mes en el que todo era felicidad (salvo las lesiones) en el equipo. Un fichaje de apenas cuatro meses que se perdió las primeras semanas de la competición por una lesión que arrastraba desde su etapa en China – y que facilitó su cesión – y, al menos, otras dos jornadas en las que ya ha faltado por su molestia de aductores.

Ante el Real Oviedo, Viera puede resucitar el juego de un equipo que ha perdido la esencia en las últimas jornadas, tanto en la defensa como en el ataque. En esta última faceta, el ’21’ ha sido clave con cinco goles en sus ocho apariciones, aunque su forma de dominar el juego también contribuye en reducir la exigencia defensiva de sus compañeros.

Se espera que mañana el mediapunta pueda volver a ejercitarse con sus compañeros y afinar su puesta a punto para su regreso a los terrenos de juego. Con Viera en el campo, se gane o se pierda, la UD tiene un estilo de juego mucho más definido. Su retorno se celebra para esquivar la crisis de resultados que ha devuelto al equipo a la zona templada de la clasificación tras vivir cómodamente en playoffs.

Compartir
Artículo anteriorEl regreso de Mantovani urge ante el caos de Anduva
Artículo posteriorEl Barça confirma la intención de ceder a Riqui Puig