Tana y Rubén, fichajes de invierno que ya pisan el césped

Compartir
Foto: UD Las Palmas

Dos fichajes de invierno de la casa. Los campos de entrenamiento de la Ciudad Deportiva de la UD Las Palmas van sumando adeptos para la causa. Y esta semana, tras los retornos de Sergio Araujo y de Álvaro Lemos, han vuelto a pisar el césped otros dos futbolistas que pueden marcar diferencias en la segunda mitad de la temporada.

Ya lo llevaba diciendo Pepe Mel desde el verano: «en enero vamos a ser mucho más fuertes». Y es que la UD ha pasado la famosa tormenta con nota gracias a la inestimable aportación de Jonathan Viera. Lo suyo es un caso aparte. De quedarse el ’21’, las expectativas de la temporada van a dar un giro de 180 grados.

Porque a los Viera, Pedri, Narváez y compañía se le van a sumar en breve Sergio Araujo y Álvaro Lemos, ya en este 2019, pero los fichajes de invierno de cara a la segunda vuelta en 2020 ya comienzan a salir del gimnasio para trabajar sobre el césped. Rubén Castro y Tana ya arrancan la puesta a punto para convertirse en dos piezas importantes en los esquemas del técnico.

El ariete, que inició la temporada arrastrando lesiones, tuvo que parar para pasar por el quirófano tras ser el artífice de los primeros goles de la temporada. Con 15 tantos el pasado curso y un gran arranque este año, se le espera con los brazos abiertos para aprovechar la buena dinámica de la UD. Con Araujo y Narváez, formarán un tridente en la delantera que puede ser letal. Tras unas semanas de gimnasio, Rubén ya ha saltado al césped para integrarse poco a poco en el trabajo de sus compañeros.

La otra nota positiva la da un jugador que siempre está bajo sospecha, pero cuyo talento está fuera de toda duda. Tras su cesión a China, el regreso de Tana es ya una realidad y también ha aparecido sobre el verde para tratar de convencer a Pepe Mel de que merece una ficha en esta plantilla. Un mediapunta más para competir con Pedri y, quién sabe, si con Viera en la segunda vuelta de la competición.