Tana, Raúl y Rubén protagonizan el retorno a los entrenos

Compartir
Foto: UD Las Palmas

Caras ‘nuevas’ en el regreso de la UD Las Palmas a la Ciudad Deportiva. Eso sí, todas conocidas. El conjunto de Pepe Mel se ejercitó en la tarde del domingo en las instalaciones de Barranco Seco con la presencia de tres de sus particulares fichajes invernales. Rubén Castro y Raúl apuran su puesta a punto tras sus respectivas lesiones y Tana ya es uno más en busca de ocupar la ficha libre de Viera.

Una cosa estaba clara: la UD Las Palmas del mes de enero iba a ser muy distinta a la que se ha podido ver en los primeros meses de la temporada. Las lesiones – muchas de ellas de larga duración – han lastrado el arranque del año competitivo para los de Pepe Mel, que poco a poco recupera efectivos. Después de Maikel Mesa o Araujo, son ahora Raúl Fernández y Rubén Castro quienes, en las próximas semanas, podrán volver a sentirse futbolistas en un partido oficial.

El portero, cuyo regreso a la actividad se ha retrasado mucho más de lo previsto – los primeros diagnósticos pronosticaban una vuelta para el mes de agosto -, jugará un factor clave en este mes de enero con la posible salida de Josep Martínez. El retorno del vasco facilitará una operación que puede ser muy beneficiosa para las arcas amarillas, y Raúl ya ha demostrado ser un portero de plenas garantías para el arco amarillo.

El caso de Rubén se toma aún con cautela. El ariete pisó el césped durante media hora y volvió a hacer trabajo específico. Piano piano con el goleador del equipo, que con 38 años no quiere correr el riesgo de una recaída que dificulte su regreso a los terrenos de juego. El delantero no juega desde la jornada 5 ante el Almería y la afición sueña con ver la dupla que formará junto a Araujo en esta segunda vuelta.

Por último, el caso de Tana es el que presenta más dudas. El futbolista no ha competido en los últimos meses tras quedarse sin ficha en China, y todas las declaraciones que salen de dirigentes y cuerpo técnico de la UD ponen en cuestión que el de San Cristóbal vaya a ser uno más en la plantilla. Tana ya por fin se ha incorporado a los entrenamientos a pleno rendimiento y, según Ramírez, la última palabra la tendrá Pepe Mel. En caso de que no convenza, el club le buscaría una nueva cesión.