La UD no pasa del empate frente al desahuciado Sevilla Atlético

Compartir

La UD Las Palmas fracasó en su intento de encadenar su segundo triunfo consecutivo para alejarse de los puestos de descenso y no pasó del empate frente al Sevilla Atlético (2-2), conjunto desahuciado en la clasificación que tras una vuelta sin ganar tiene más que asumido el descenso de categoría. Los amarillos pagaron caro sus despistes en defensa, especialmente a balón parado, mientras que Javier Vidales no pareció acertado en los cambios.

Los grancanarios fueron muy superiores en el tramo inicial del duelo, justo hasta el tanto de Nauzet Alemán. En esos 23 minutos el balón era totalmente amarillo, aunque costaba llegar con peligro. Es más, la primera opción seria de gol fue para los locales, pero Santamaría estuvo atento a un buen disparo de Armenteros en el minuto 17. Dos después Nauzet saca un córner, cabecea David García y Ruyales despeja de nuevo por la línea de fondo. En ese segundo lanzamiento Darino se inventó una espectacular chilena que Ruyales sacó con muchos apuros.

El dominio territorial de Las Palmas se iba a reflejar en el marcador en el minuto 23. Nauzet, el mejor del partido hasta entonces, ejecutó con maestría una falta que acabó en el fondo de la meta local tras golpear el esférico en el palo. El gol ‘relajó’ a los amarillos y el Sevilla Atlético empezó a controlar el juego y a tener opciones de gol gracias a los continuos despistes isleños a balón parado. Así, José Carlos y Fali gozaron de dos ocasiones consecutivas, aunque no acertaron en sus cabezazos. La última opción antes del descanso la tuvo la UD, aunque Ruyales despejó con los puños una falta ejecutada de nuevo por Nauzet.

En la segunda parte los amarillos parecieron salir con otra cara, de nuevo dominadores, y por medio de Saúl gozaron de dos ocasiones consecutivas en los tres primeros minutos. Pero en el cuarto llegó lo que nadie esperaba. Una buena triangulación de los locales llega a Fali, que podía entrar sólo pero optó por dejar de tacón a Armenteros, que puso un balón perfecto al área para que Pouga cruzara de cabeza lejos del alcance de Santamaría.

El mazazo fue duro para los de Vidales, que se pudieron ver por debajo en el marcador apenas un minuto después, aunque el meta navarro sí pudo despejar esta vez el cabezazo del incisivo Fali. Sin embargo, el partido se puso de cara otra vez para Las Palmas en el minuto 54. Justo tras una ocasión que sacó Ruyales ante Nauzet, el córner se ejecutó y parecía perderse por la línea de fondo cuando Jorge mostró su innegable calidad y con un genial quiebro se fue de Barranco y puso el cuero en la cabeza de Marcos Márquez que, de cabeza, regaló el gol a un Juanpa que fusiló a Ruyales.

Con el 1-2 la UD debía sentenciar, pero no lo hizo. Cedió terreno a la espera de apuntillar a la contra. Vidales dio entrada a un apático Gerardo por Saúl y el cambio apenas dio profundidad a los amarillos. Pese a ello, los grancanarios tuvieron dos ocasiones muy claras para apuntillar a su rival. Primero en el minuto 66 en una genial jugada de contragolpe en la que Jorge envía para Nauzet, que de primera pone el gol en las botas de Sergio Suárez, pero el gemelo, muy lejos de su mejor momento de forma, se enreda, primero, y centra fatal, después, cuando tenía sólo a Nauzet para sentenciar el duelo.

Y cuatro minutos después David García cabeceó en el primer palo y Darino remató fuera en difícil posición. Pero la máxima del fútbol de que quien perdona es ejecutado no iba a fallar de nuevo. En el minuto 80, cuando apenas llegaba con peligro, el Sevilla Atlético iba a empatar nuevamente. Un tremendo despiste defensivo de la zaga en una falta permitió al central Redondo rematar a placer de cabeza para poner el 2-2.

Además, como ocurrió tras el primer tanto, un minuto después el daño pudo ser mayor, pero los andaluces no estuvieron acertados ante Santamaría. Antes del tanto Vidales había sentado a Sergio por un Gustavo que notó en exceso la falta de minutos y a Jorge para dar entrada a David González, sin que ninguno de los dos cambios aportara nada nuevo.

Aún así, los dos equipos se pudieron llevar la victoria en el descuento. Primero Las Palmas, que tuvo el gol en las botas de Marcos Márquez, pero el Matador no llegó por milímetros a una falta ejecutada por Gustavo. Después, en el 92, el filial pudo ejecutar a la UD, pero David García estuvo rapidísimo ante Fali para evitar males mayores.

Con este empate la UD se queda como hace una semana, con un punto de ventaja sobre los puestos de descenso, ya que todos los equipos implicados en la lucha por evitar el descenso de categoría acabaron con el mismo resultado, 2-2. Así, el Alavés lo hizo en casa frente al Zaragoza tras ir ganando por dos goles de renta, el Córdoba también, aunque en este caso a domicilio, contra el Gimnástic de Tarragona, e igualmente acabaron así dos equipos que se han metido en esa lucha tras una liga muy irregular, Celta y Elche, que jugaron en Balaídos.

Compartir
Artículo anteriorLas Palmas coge resuello tras ganar al Alavés (2-1)
Artículo posteriorVIDEOTECA. San Mamés se rinde