Tercera derrota consecutiva del Herbalife Gran Canaria (75-84)

Compartir
Los jugadores del Granca se lamentan tras su tercera derrota consecutiva / CBGranCanaria.net

El equipo amarillo logró superar a Valencia Basket durante algunos tramos del encuentro, pero no pudo sumar el triunfo.

Tras desperdiciar 18 puntos de ventaja en Andorra apenas tres días atrás, el Herbalife Gran Canaria se encontraba ante la tesitura de salvar el peor inicio en años en Liga Endesa ante todo un Valencia Basket. El equipo taronja, que un año más se sitúa en la terna de los mejores de la competición, llegaba dispuesto a resarcirse de una clara derrota frente al Real Madrid.

No fue el inicio deseado para los locales. El equipo claretiano se vio superado claramente por un Valencia Basket muy agresivo en defensa y que, a pesar de no estar especialmente resolutivo en labores ofensivas, consiguió abrir hueco poco a poco. Solo Hendrix pudo anotar del lado isleño en los primeros tres minutos, y un triple de Rafa Martínez (2-12, minuto 4) lanzaba a la escuadra taronja.

Desde la defensa el equipo de Luis Casimiro creció, y logró anotar con mayor facilidad. Sin embargo, Valencia Basket seguía dominando el tempo del partido y aprovechaba la tercera falta personal de Royce O’Neale para poner nuevamente tierra de por medio. La diferencia superó los dobles dígitos (9-20, minuto 7) antes de un arreón final de la segunda unidad del Herbalife Gran Canaria. Planinic, Oliver y Pasecniks se erigieron como protagonistas para acercar a los suyos de cara al segundo cuarto (18-22).

La inercia positiva siguió del lado claretiano. Richard Hendrix, que firmó su mejor partido con la elástica amarilla y fue una de las notas positivas de la noche, protagonizó varias acciones de mérito para liderar la remontada hasta el empate (24-24, minuto 14). Nuevamente el Valencia Basket se estiró en el marcador gracias a una mayor fluidez ofensiva, pero la defensa y cuatro puntos seguidos de Planinic permitieron a los grancanarios obtener su primera ventaja del encuentro. Efímera, eso sí, pues Diot cerró la primera mitad con una preciosa suspensión sobre la bocina (36-37).

A remolque sin adelantar

O’Neale, lastrado por las personales, quiso sacudirse de encima la mala primera mitad y anotó la primera canasta del tercer cuarto. A continuación, McCalebb conseguía robar en línea de pase y anotar a placer. Intentaba el Herbalife Gran Canaria correr e imponer su ritmo, pero Valencia Basket seguía encontrando facilidades para sumar en prácticamente cada ataque.

Diot se echó el equipo a la espalda con su creatividad y relanzó a los suyos (44-51, minuto 25) en el electrónico. Sin embargo, el empuje de Albert Oliver y de un Anzejs Pasecniks que completó un muy buen partido, permitió a los de Casimiro seguir vivos. Siempre a rueda del rival, los amarillos no acababan de tirar la toalla. Hendrix seguía demostrando su valía y algunos aciertos exteriores hacían que el Herbalife Gran Canaria llegara con opciones al cuarto definitivo (57-61).

Las sensaciones, eso sí, no eran las mejores. A veces ir a remolque durante todo un encuentro pesa en las piernas de quienes han llevado el ritmo del choque, pero lo cierto es que Valencia Basket se mostró más entero en los minutos decisivos. El Herbalife Gran Canaria nunca llegó a acercarse a más de cuatro puntos en el último período, y un triple de Sastre a 6:25 minutos del final, que colocaba el 63-73, resultó matador.

Quedaba tiempo pero no ideas. El Herbalife Gran Canaria dispuso de varias jugadas para apretar un poco más el resultado pero no las aprovechó y acabó cediendo por 75-84. Tercera derrota en tres jornadas ligueras. Antes de ir al Martín Carpena para visitar a Unicaja, tocará inaugurar la Eurocup contra el Cedevita de Zagreb.

Texto: CBGranCanaria.net

Compartir
Artículo anteriorBenito vale por tres (1-2)
Artículo posteriorLa UD, el que más saca con menos