El Gran Canaria sueña con el play-off (84-76)

Compartir

El cuadro claretiano venció 84-76 al Casademont Zaragoza, con una victoria que le hace soñar con el play-off. 

A poco más de 72 horas del primer duelo de semifinales de EuroCup, el Herbalife Gran Canaria recibía a Casademont Zaragoza en un importante duelo de cara a las aspiraciones de Playoff de los amarillos. Ni John Shurna ni AJ Slaughter, que arrastraban molestias, salieron de partida en el cinco inicial de Porfi Fisac.

El arranque de partido fue errático por ambas partes, con mucha intensidad defensiva y pocos puntos. Los ataques eran largos y los porcentajes de acierto muy bajo. El conjunto maño tomaba la primera ventaja en el marcador (5-7, minuto 5) en un tanteo corto.

Parecía animarse un poco el encuentro en materia de anotación. Olek Balcerowski convertía el primer triple amarillo de la tarde para poner por delante a los locales y la salida de AJ Slaughter y John Shurna se traducía en dos posesiones consecutivas con canasta. La renta local llegó a los cinco puntos (14-9, minuto 7), misma diferencia que había tenido en los compases iniciales el Casademont Zaragoza. La escuadra zaragozana también mejoró sus prestaciones ofensivas. Al término del primer parcial, la igualdad era notoria (19-16).

Nico Brussino anotó de tres en el primer ataque del segundo cuarto, con Sean Kilpatrick respondiendo de dos. El choque se animó, con ambos equipos mostrando su talento ofensivo. El ritmo anotador era mayor, aunque seguían produciéndose errores en ambos aros. El ‘Granca’ se mantenía por delante en el luminoso gracias a dos triples consecutivos de Okoye y a la constante contribución de Shurna (33-28, minuto 15). Casademont Zaragoza, no obstante, no le perdía la cara al choque.

Aunque el tanteo se movía con mayor facilidad, el partido seguía espeso. Ambos equipos se encomendaban al talento de sus interiores. Shurna, en el lado amarillo, y la pareja Harris-Wiley, en la escuadra rojilla, asumían responsabilidades. Dos tiros libres de Wiley (37-38, minuto 18) ponía por delante a Casademont Zaragoza. Sin embargo, los claretianos lograron cerrar la primera mitad con ventaja (41-40).

SERIEDAD Y SONRISA

Matt Costello abría fuego tras el paso por vestuarios anotando de tres. Ambos equipos mostraron su versión más acertada, pero fue Herbalife Gran Canaria el más atinado. Un triple de Dimsa y un mate de Okoye en transición tras robo (51-44, minuto 23) forzaron el tiempo muerto de Sergio Hernández, que buscaba cortar cualquier amago del ‘Granca’ de romper el choque.

El partido se estancó durante varios ataques en el 56-48, con los claretianos errando varios lanzamientos para poner dobles dígitos de diferencia. Un poderoso mate de Stan Okoye tras robo (60-50, minuto 27) ponía diez arriba a los isleños. El internacional con Nigeria tuvo una ajetreada tarde con los colegiados, descontento con las decisiones arbitrales. Casademont Zaragoza siguió peleando para recuperar terreno perdido y entrar en el último cuarto con sus opciones intactas (62-59).

Los claretianos seguían por delante en el marcador, que se movía lentamente con los errores primando sobre los aciertos. Los isleños aguantaban con una buena defensa, secando a los hombres peligrosos de Casademont Zaragoza. Sin embargo, el acierto ofensivo no acompañaba (70-64, minuto 35), y el encuentro seguía en un puño.

Sean Kilpatrick elevaba la renta local hasta los nueve puntos con un triple. Hernández paraba el encuentro y, en el primer ataque tras el tiempo muerto, Ennis sumaba también de tres para hacer que los suyos no perdieran la estela amarilla. Sin embargo, el notable trabajo defensivo de los grancanarios les permitía volver a abrir brecha en el marcador. Los de Fisac se mostraron superiores en los últimos minutos a sus rivales para sumar un nuevo triunfo liguero antes de las ‘semis’ de EuroCup (84-76).

Texto: Web Oficial CB Gran Canaria