El plan de Ayestarán pasa por la sala de máquinas

Compartir
Foto: LaLiga

El técnico guipuzcoano trabaja ya con el grupo y busca seguir implementando sus mecanismos. Ante la premisa de que el balón seguirá siendo el protagonista en el juego amarilo, el entrenador diseña un plan para el centro del campo donde hay piezas que pueden ser esenciales.

El nuevo proyecto de la UD sigue en aras de crecimiento. Pako Ayestarán no lleva más de diez días al frente del equipo, pero ya se encuentra, aprovechando el parón internacional, trabajando a conciencia con los futbolistas. La plantilla se mostraba de acuerdo poco después de su llegada en que la idea volvería a ser la de regresar a los orígenes.

Parte fundamental de esta filosofía es el centro del campo que pretende construir el entrenador; será la sala de máquinas por la que circule la sangre del representativo canario. No es un reto menor el que se tiene que afrontar, ya que desde el pasado curso no existe una clara personalidad en el juego ni unas directrices que tomar en materia de creación.

Para ello será crucial un futbolista llegado este mismo verano que se ha adaptado con soltura y carisma dentro del campo: Alberto Aquilani. ‘Il principino’ aterrizó en la isla y desde que pisó el verde no ha desencantado a la afición amarilla. Su solvencia, rigor y contundencia en la medular le convierten en una pieza vertebradora del proyecto de Ayestarán.

El mediocampista italiano lo ha jugado todo desde la tercera jornada salvo media hora de partido en el Sánchez Pizjuán frente al Sevilla. En total, 426 minutos repartidos en cinco encuentros de la presente temporada. Su presencia ha enriquecido el juego grancanario y le ha proporcionado ciertos elementos de los que carecía.

La vuelta de Vicente y Samper

El centro del campo de Las Palmas ya va tomando forma. Una de las mejores noticias, todavía en la era Márquez, fue el regreso de Vicente Gómez tras su grave lesión. Durante su ausencia, Hernán Santana y Javi Castellano tuvieron que tomar el protagonismo de antaño, si bien no han terminado de convencer para conformar la dupla de pivotes.

Ahora, con el 4-3-3 que plantea Ayestarán, Vicente puede volver a ser clave en el medio junto a Sergi Samper, que está cerca de reaparecer. El jugador cedido por el Barcelona no ha debutado aún después de haberse lesionado al poco de ser presentado. Su rol, dar empaque al equipo y saber marcar la pauta para sacar el balón en posesión. La papeleta de decidir las posiciones queda ahora en el tejado del cuerpo técnico.

También te puede interesar…

#SELECCIÓN | Jonathan Viera se queda en el banquillo en la victoria de España