Demostración de corazón (2-2)

Compartir

Cuando todo parecía perdido, Las Palmas Atlético volvió a creer en sí misma en un momento muy duro para remontar un 0-2 en contra en apenas 3 minutos. Después de dominar el encuentro en su totalidad, dos mazazos dejaron tocados a los de Juan Manuel Rodríguez, pero al final el corazón de este equipo terminó por derribar el muro del Rápido de Bouzas. Ismael Athuman y Edu Espiau se convirtieron en los héroes del partido. 

Los cambios obligados en la alineación de Juan Manuel Rodríguez hicieron que la UD iniciase el choque con varias caras nuevas. Benito del Valle en la portería e Ismael en el centro de la zaga fueron los más destacados, aunque durante los primeros minutos no se vislumbraban demasiados cambios. Aun así, el dominio en el arranque fue bastante compartido entre los amarillos y un Rápido de Bouzas que, a pesar de ser colista, estaba demostrando que quería cambiar su dinámica.

Entonces empezaron a aparecer los hombres de la medular insular para intentar inventar, teniendo en cuenta que las constantes faltas de los gallegos impedía que hubiese una mejor circulación de balón. Kirian intentaba crear, ayudado por Josemi y Raúl Alemán, pero no terminaban de crear ocasiones de verdadero peligro. De hecho, a los insulares les costaba mantener su presencia en campo rival.

Lo más peligroso de los primeros 25 minutos fue un disparo del propio Josemi que se marchó muy arriba y una acción de Espiau que quedó en fuera de juego.

Con el Rápido de Bouzas bien plantado atrás, Las Palmas necesitaba tener un poco más de precisión para mover el balón. Poco a poco, el equipo amarillo se fueron asentando en campo rival. Ya fuese por dentro o abriendo el campo, era la UD la que mandaba e imponía su criterio. Los vigueses ya no aparecían tanto por campo insular y una gran parada de Pereiro impidió lo que habría sido un gran gol de Josemi que habría hecho efectivo el buen tono del filial hasta el momento.

Aunque el cuadro gallego terminó la primera parte llegando un poco más a los dominios de un seguro Benito del Valle, Juan Manuel introdujo sobre el césped a un Toni Segura que en los últimos choques ha sido de lo mejor de los cachorros amarillos y en su inicio no decepcionó. Un disparo suyo obligó una vez más a un Brais Pereiro que estaba siendo el mejor jugador de los visitantes en el Anexo.

Posteriormente, otro disparo de Fabio volvió a demostrar que Las Palmas estaba con más ganas y que merecía más a pesar de que el resultado no ayudaba. Los insulares dominaban y con la entrada de Toni Segura ganaron algo más de chispa en la zona de tres cuarto aunque eso llevo a Yéremi Valerón a retrasar su posición a la de lateral izquierdo. Con ese escenario, los gallegos sólo podían esperar para encontrar una ocasión a la contra a través de sus rápidos extremos.

Tocaba y tocaba la UD en busca del hueco. Sin embargo, no encontraban el hueco por el hacer daño. Por esa razón, la UD agotó sus cambios para encontrar frescura en su línea de tres mediaspuntas con la entrada de Carlos González y Joel.

Mientras tanto el Rápido de Bouzas aguantaba como podía y mantenía su insistencia en amarrar el partido a través de un contragolpe que pudo llegar en una ocasión en la que Benito del Valle, a pesar de estar invalidada la acción, se lució. Ese era el peligro de los visitantes, que estaban cómodos defendiendo juntos sin la necesidad de amasar balón para hacer daño a Las Palmas.

Fue precisamente en uno de esos balones largos desde la zona de atrás cuando terminarían por hacer buena su fútbol rácano. Un error de Curbelo llevó a Javi Sánchez al suelo para que el colegiado señalase penalti. A la UD se le caía todo y a poco más de 15 minutos estaba por detrás en el marcador porque Diego Diz no erró la pena máxima lanzando la pelota al centro de la portería de Benito.

Míchel Alonso, técnico del Rápido, dejó claro su plan quitando un centrocampista de clara vocación ofensiva para colocar uno más defensivo. Proteger el resultado era el objetivo de los visitantes, una cuestión que dejaba a los amarillos algo tocados para afrontar el tramo final de un encuentro que se le puso muy cuesta arriba.

Los gallegos tuvieron más apariciones por el campo insular debido a que la digestión del tanto recibido estaba siendo lenta y dolorosa. A cada intento de salir desde atrás de Las Palmas, los jugadores vigueses cortaban rápido la acción con una falta. Así era muy complicado aunque Carlos González tuvo una buena ocasión para empatar. Había que tomar riesgos para cambiar el guion de partido cuanto antes.

Sin embargo, el que juega con fuego se quema y en otra contra Alonso se plantó ante Benito del Valle para batirle con gran maestría, terminando por golpear al filial y destrozando todas las esperanzas de empatar de los amarillos.

Los hombres de Juan Manuel Rodríguez no supieron gestionar el primer tanto gallego por el simple hecho de haber dominado todo el encuentro. En el proceso de asimilar el duro golpe llegó el segundo cuando sólo restaban 5 minutos para el final del choque más el tiempo que quisiese añadir el colegiado como descuento.

Llegaba el tramo final del encuentro y Las Palmas quería intentar resucitar antes de que fuera demasiado tarde. Los cachorros se volcaron en busca de recortar distancias y una pelota que quedó muerta en el área del Rápido fue rematada por Ismael con pierna izquierda para darle a los amarillos la oportunidad de pelear por el empate. Las opciones de llevarse un punto quedaron completamente intactas.

Con la adrenalina por las nubes, otro córner lanzado por Toni Segura encontró la cabeza de Edu Espiau para que el Anexo se volviese loco y el empate se hiciera carne. El delantero de Schamman cerraba una remontada épica, de corazón, de pundonor y de fe con la que, en apenas 3 minutos le dieron la vuelta al partido.

Incluso, Las Palmas Atlético tuvo opciones de llevarse el partido porque, en pleno tiempo de descuento, tuvo ocasiones para ello. Quizás, si el partido llega a durar un poco más la historia habría sido diferente, aunque con este tramo final de choque vuelve a quedar claro que este filial está hecho de otra pasta.

Unión Deportiva Las Palmas Atlético vs Club Rápido de Bouzas

Las Palmas Atlético: Benito del Valle; Suárez, Ismael, Curbelo, Fondarella (Toni Segura, 45′); Raúl Alemán (Carlos González, 61′), Josemi; Fabio (Joel, 61′), Kirian, Yéremi; y Edu.

Rápido de Bouzas: Pereiro; Adrián, Rodríguez, Iago López, Cotilla; Diego Diz (Yelco, 85′), Armando; Antas, Javi Sánchez, Carlitos (Sergio Santos, 77′); y Alonso (Duque, 90′).

Goles: 0-1, Diego Diz (P, 73′). 0-2, Alonso (83′). 1-2, Ismael (87′). 2-2, Espiau (90′).

Árbitro: Roberto Carralero Calvo (Comité Madrileño). Amonestó a Ismael (48′), Diego Rodríguez (60′), Josemi (61′), Cotilla (62′), Curbelo (72′) y Iago López (91′).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 16 del Grupo I de la Segunda División B disputado entre Las Palmas Atlético y el Rápido de Bouzas en el Anexo del Estadio de Gran Canaria.