Siguen peleados con el gol

Compartir
Foto: /salamancartvaldia.es

El regreso a la competición de Las Palmas Atlético en este 2019 ha vuelto a dejar patente su falta de olfato en área rival, algo que también se une a una menor solidez defensiva que les acerca a los puestos de abajo. 

No ha sido el mejor arranque de 2019 para Las Palmas Atlético. El conjunto amarillo no sabe lo que es ganar en este nuevo año y, lo que es peor, no sabe lo que es celebrar un gol. Esta circunstancia, que no es flor de un día ni mucho menos porque es algo que han arrastrado a lo largo del curso, les está perjudicando a los cachorros a la hora de afrontar los partidos fin de semana tras fin de semana.

Con un balance de 0 goles a favor y 5 en contra en los últimos 3 partidos, el cuadro que dirige Juan Manuel Rodríguez ha ido perdiendo posiciones en la tabla hasta quedarse a 2 puntos del Playoff de permanencia y a 3 del descenso. Sin embargo, la realidad de los canteranos es que sí que generan ocasiones, sí que encuentran el camino, pero no logran meter el balón dentro de la portería y eso les mata.

Salvo en el último encuentro ante Unionistas del domingo, en el que ha sido uno de las peores actuaciones de los insulares en los últimos tiempos, siempre se han mostrado con capacidad para hacer daño al rival, aunque ahora esa situación empieza a ser un poco más sangrante. Primero por las necesidades que tiene el equipo en la tabla y segundo por recuperar las sensaciones positivas de la primer mitad del curso.

El próximo equipo que visita el Anexo es una Cultural Leonesa que viene dispuesta a apretar en su intento de regresar a Segunda División y no lo va a poner fácil, pero es un rival perfecto para cambiar la dinámica y acabar con una sequía demasiado larga.

Menos solidez atrás

Por otro lado, la UD ha perdido algo de fuerza en su retaguardia. La baja de Eric Curbelo y la lesión de Josemi son aspectos a tener muy en cuenta en un equipo que jugaba de memoria y que tenía un once fijo tipo. No obstante, Juan Manuel tiene que buscar otra vez el esquema que mejor le venga al equipo para recuperar esa versión inquebrantable que tan buenos resultados le dio durante todo el 2018.