El Granca lucha hasta el final, pero pierde en la prórroga (104-106)

Compartir
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, SPAIN - FEBRUARY 01: Clevin Hannah, #5 of Herbalife Gran Canaria in action during the 2018/2019 Turkish Airlines EuroLeague Regular Season Round 21 game between Herbalife Gran Canaria and AX Armani Exchange Olimpia Milan at Gran Canaria Arena on February 1, 2019 in Las Palmas de Gran Canaria, Spain. (Photo by Miguel Henriquez/EB via Getty Images)

El Herbalife Gran Canaria luchó hasta el final pero no pudo con un AX Armani Exchange Milano que lograba hacerse con la victoria en la prórroga. Eriksson dispuso de un triple para ganar el partido, pero fue al hierro. 

Tras reaparecer en Badalona el pasado domingo, Clevin Hannah obtenía la titularidad en su segundo partido tras la lesión. Víctor García también daba entrada en el quinteto inicial a Luke Fischer.

El pívot estadounidense, eso sí, vería poca acción. Su participación se vio lastrada por tres faltas cometidas en poco más de tres minutos de juego. Fue un momento del encuentro, el inicio, de claro dominio visitante con un Mike James imparable. El base lograba 12 de los primeros 19 puntos (9-19, minuto 7) de los suyos y llevaba al gigante italiano a disfrutar, muy pronto, de una renta de diez puntos.

La segunda unidad claretiana rindió a un gran nivel y permitió a los locales rehacerse al trepidante inicio de partido de los transalpinos. Se abrió la veda desde más allá de 6,75 y los chicos de Víctor García fueron capaces de sumar desde el triple. DJ Strawberry puso el ejemplo clavando dos lanzamientos exteriores y los hombres de banquillo tomaron buena nota. Báez, en su primer contacto con el balón, anotó de tres, y Eriksson cerró el primer cuarto con 9 puntos y un triple casi sobre la bocina que ponía por delante a los isleños (28-27).

El parcial había sido de 19-8 en un abrir y cerrar de ojos. Y aumentó dos puntos más con un acierto de, claro está, Eriksson. El jugador sueco se mostró especialmente inspirado y al descanso ya firmaba 17 puntos. Con un pequeño parcial de 0-4, el AX Armani Exchange Olimpia Milán volvía a estar en vanguardia (30-31, minuto 13) justo antes de la lesión de Arturas Gudaitis. El referente interior de los visitantes caída lesionado cuando intentaba taponar un lanzamiento de Paulí y se iba a vestuarios para no volver a jugar.

El nudo del segundo cuarto fue una sucesión constante de alternancias en el marcador, de intercambio de golpes y de un juego más bien lento, con menos acierto que el exhibido por parte de ambos conjuntos en el primer acto. Los italianos sufrían para anotar. Kuzminskas jugaba de ‘4’, Omic intentaba suplir a Gudaitis, y James tenía que estar en pista para que los suyos reaccionaran. Pero el ‘Granca’ se mostró superior en ese intervalo del choque, con un Eriksson dulce que hizo que los amarillos alcanzaran el descanso con ventaja (46-39).

Marcus Eriksson abrió el tercer cuarto anotando un tiro libre fruto de una técnica señalada al equipo rival por protestas a los árbitros al término de la primera mitad. En el primer minuto de acto, Micov y Rabaseda intercambiaron triples y el Herbalife Gran Canaria conseguía seguir por delante en el luminoso. Se sumaban a la fiesta triplista Hannah y Tillie (58-49, minuto 24) para poner la máxima diferencia favorable a los locales de toda la noche. Los amarillos volaban sobre el parqué y seguían disfrutando de un gran momento de acierto.

Una canasta de Albert Oliver apurando el tiempo de posesión permitía a los isleños seguir con una renta de nueve puntos que pudo ser mayor. El AX Armani Exchange Milano, cuando más tocaba estaba, supo mantener el temple y los nervios para no perderle la cara al encuentro. Micov cimentó, con cinco puntos consecutivos, un parcial final de 3-13 sellado con un triple del recién llegado James Nunnally que hizo que los de Pianigiani alcanzaran el último cuarto con una renta mínima (67-68).

Vene abría fuego en el parcial decisivo anotando tres tiros libres de forma consecutiva. El Herbalife Gran Canaria, lejos de amilanarse ante la reacción italiana, consiguió mantenerle el pulso al conjunto milanés, al que ya había derrotado en la ida. James Nunnally, debutante, demostró por qué es uno de los mejores jugadores de Europa anotando de diferentes maneras. Él lideró un conato de escapada por la victoria (75-81, minuto 35) en la que también colaboró activamente Alen Omic con seis puntos.

El Herbalife Gran Canaria, si bien no llegó a irse del partido en ningún momento, sí vivía sobre el alambre. Los amarillos iban a contracorriente con cada vez menos tiempo en el crono. Omic hacía daño en la pintura (80-85, minuto 38) y, con poco más de dos minutos por jugarse, el ‘Granca’ se tambaleaba a pesar de un bravísimo esfuerzo. Ese esfuerzo se vio recompensado en un último minuto de locura. Hannah conseguía un canastón, Micov replicaba con dos libres… y Marcus Eriksson hacía estallar el Gran Canaria Arena con un triple a una pierna a falta de solo dos segundos. Una gran defensa de Tillie en el último ataque milanista llevaba el encuentro a la prórroga (89-89).

James Nunnally fue el nombre propio de la prórroga. El fichaje estelar de los italianos tiró de galones con James eliminado por faltas y Gudaitis lesionado. Lo hizo, eso sí, viajando constantemente al tiro libre. El parcial del tiempo extra fue de 15-17. De esos 17 puntos, 9 llegaron desde la línea de personal tras decisiones protestadas por el respetable grancanario.

Eriksson, aún así, dispuso de un triple para ganar el partido, pero no besó la red y se estrelló con el hierro. Bravo esfuerzo sin recompensa que habrá que recuperar con un nuevo partido el domingo a las 12.