Los números de Herrera siguen siendo pobres

Compartir
Herrera, entrenador de la UD Las Palmas / LFP

El empate de la UD en La Rosaleda hacen que la tabla clasificatoria mantenga la distancia de los amarillos con los puestos de privilegio, algo en lo que tiene que ver los registros del técnico catalán desde su llegada a la isla. 

Paupérrimo Paco. Herrera tiene rota la calculadora. La UD Las Palmas logró un empate sin goles ante el Málaga que mantiene la línea de imbatibilidad amarilla en este 2019, pero que sigue dejando una herida abierta que no termina de sanar. El cuadro insular es claramente incapaz de ganar partidos con el entrenador barcelonés a los mandos y gran parte de culpa de que así sea son los planteamientos ofensivos con los que afronta cada vez que, sí o sí tiene que ganar para buscar el empujón necesario.

No hay que olvidar que fue el propio preparador amarillo el que, en su búsqueda de hacer de su plantilla un equipo reconocible, acabó saliendo goleado en sus tres primeras visitas. Una vez resolvió el problema, el equipo no pierde, pero tampoco gana. Y así es muy difícil salir adelante, más si cabe si durante su etapa sólo se han sumado 9 puntos de 30 que se dividen en 1 victoria, 3 derrotas y 6 empates en 10 choques.

Durante este tiempo, el conjunto insular sólo ha anotado 11 goles y ha recibido un total de 18, algo que pone de manifiesto que, con estos registros, va a ser muy complicado poder darle la vuelta a esta situación. La falta de valentía de Herrera es total y se refleja en las sensaciones que siguen dejando los jugadores durante los encuentros, aunque el propio técnico catalán sigue viendo brotes verdes cada semana.

Los puntos del Reus no sirven para mucho

Por otro lado, mucho se habla de los puntos que la UD ganó tras la expulsión del Reus. Lo cierto es que, ahora mismo, son una bendición, pero con el paso de las jornadas irán quedando en nada porque todos y cada uno de los equipos de Segunda los van a sumar. De ese modo, Las Palmas sigue estando a la misma distancia que hace unas semanas de lograr ese objetivo que se marcó a principios de temporada.

Además, hay que destacar que no se puede dejar de puntualizar que este proyecto que se construyó durante el verano estaba destinado a pelear por algo más que por ganarse su estancia en la categoría. Si los amarillos no logran, al menos, jugar los Playoff, el fracaso sería bastante sonoro y el año que viene habría que volver a empezar de cero, por lo que empieza a ser evidente que el equipo necesita un milagro.

También te puede interesar…

#REDES | Clemente ataca a Setién acordándose de la UD