El Granca arranca el curso con una derrota en casa (73-79)

Compartir

El Herbalife Gran Canaria ha comenzado una nueva temporada con derrota. El proyecto liderado por Fotis Katsikaris ha mordido el polvo en casa ante el Casademont Zaragoza en un choque en el que nunca estuvo conectado en ataque. El buen partido de Demonte Harper no fue suficiente y el conjunto claretiano arranca con mal pie el curso 2019/20.

Cook, Harper, Rabaseda, Shurna y Costello fueron los elegidos por Fotis Katsikaris para iniciar el curso 19/20. El equipo claretiano recibía al Casademont Zaragoza con el objetivo de arrancar con buen pie la nueva campaña.

No tardó mucho en abrir fuego el conjunto claretiano. Cook encontró en la continuación a Matt Costello, que con un mate firmó los primeros dos puntos de la temporada para el lado amarillo. El Herbalife Gran Canaria salió muy enchufado y llevó la voz cantante en los compases iniciales. La defensa carburaba y secaba a un Casademont Zaragoza algo lento en la ejecución. Harper y Rabaseda, acertando desde más allá de 6,75 (11-3, minuto 5) disparaban a los isleños.

Sin embargo, los de Porfi Fisac fueron encontrando poco a poco el ritmo al choque. DJ Seeley, titular, encontró más libertad exterior con Nico Brussino en el exterior. Los exs del ‘Granca’ jugaron un papel fundamental en la remontada maña. Y es que los zaragozanos firmaron un parcial de 5-14 en algo más de cuatro minutos que permitió a los visitantes cerrar el primer acto con ventaja en el electrónico (16-17).

La buena inercia llevada por los aragoneses en la recta final del primer acto les hizo volar sobre el parqué en el inicio del segundo. El Herbalife Gran Canaria no hallaba la manera de hacer daño a Casademont Zaragoza, y los pupilos de Fisac se encomendaban a un incisivo Hilnason que percutía una y otra vez el aro rival. La renta llegó a ser de diez tantos (18-28, minuto 14) para el conjunto maño.

Reaccionó el Herbalife Gran Canaria en cuanto apretó en defensa un poco más. La pareja Okoye-Harper en el exterior, apoyada en un Omar Cook fallón en ataque pero notable en labores defensivas, hizo que el ‘Granca’ sumara un parcial de 8-0 que obligó al técnico visitante a parar el encuentro. Los locales dispusieron de dos posesiones para igualar o consumar la remontada, pero no llegaron los puntos y Casademont Zaragoza pegó otro arreón con un inspirado Brussino. Al descanso, ventaja visitante de 6 puntos (33-39).

DJ Seeley abrió la lata tras la reanudación anotando un canastón lleno de fundamentos y talento. Respondió Xavi Rabaseda clavando un triple, y el ‘Granca’ se aferraba como podía al partido. Lo hacía a base de coraje, que suplía a la falta de acierto. Costaba encontrar la manera en ataque, y Casademont Zaragoza se mantenía por delante en el luminoso gracias al gran trabajo de Hilnason. Costello daba la réplica en el otro lado, pero era insuficiente para recortar distancias (43-50, minuto 27) y los claretianos seguían yendo a remolque.

El conjunto de Fisac fue ganando confianza con el transcurso de los minutos al ver cómo el plan funcionaba. Se desesperaba en ataque el ‘Granca’ y, entre transición y acción de trabajo táctico, la ventaja iba aumentando. Una canasta de Alocén de tres, y una suspensión de Benzing, colocaban la máxima diferencia de la noche antes del final del tercer cuarto (46-59).

No cambió mucho el panorama en el arranque del último cuarto. Cada posesión claretiana se iba a los veinte segundos, como mínimo. Más de una acababa en algún tiro desesperado que a duras penas tocaba aro. Y cuando los grancanarios amenazaban con reaccionar, como con un triple de Harper, respondía el equipo visitante con entereza.

Los últimos cinco minutos de partido fueron un claro resumen de lo acontecido anteriormente: un Herbalife Gran Canaria voluntarioso en defensa, sin ideas en ataque, y superado por un Casademont Zaragoza mucho más hecho. Los amarillos debutan así con derrota (73-79) y piensan ya en el duelo del domingo, en el WiZink Center, ante Movistar Estudiantes.