El Gran Canaria sigue sin encontrarse y pierde ante el Manresa (86-79)

Compartir
Foto: Gran Canaria

Nueva derrota del Herbalife Gran Canaria que ya es antepenúltimo de la ACB. El conjunto dirigido por Salva Maldonado no acaba de adaptarse al ritmo frenético de partidos que conlleva jugar en la EuroLeague y comienzan a preocupar seriamente sus resultados en la competición española.

El Herbalife Gran Canaria salió bien metido al encuentro. Quizá tardó más en encontrar el acierto, pero no desesperó hasta hacerlo. Tampoco se inquietó en defensa, ajustando cada vez más para encontrar la manera de anquilosar el engranaje local. El choque se convirtió en un constante toma y daca, con numerosos empates y alternancias en el marcador, y un triple de Eriksson daba ventaja a los isleños al término del primero (19-21).

No parecía que ninguno de los equipos tuviera argumentos suficientes como para romper el choque de alguna manera. El colchón de puntos de ventaja de los amarillos llegó a ser de cinco (21-26, minuto 13) pero duraría apenas diez segundos. BAXI Manresa aguantaba el intercambio de golpes (31-31, minuto 16) sin demasiada dificultad, apelando al coraje y a la lucha de Lalanne en la pintura.

Cada vez que el ‘Granca’ amenazaba con algún estirón, reaccionaba rápidamente un conjunto manresano empujado por su afición. Para muestra, los cincuenta segundos que transcurrieron a falta de tres, hasta llegar a solo dos para el descanso. Los isleños se ponían 31-35 y, con buenas defensas y acciones espectaculares en ataque, igualaban y forzaban el tiempo muerto de Maldonado. Al Herbalife Gran Canaria le costó sumar en los últimos tres minutos del primer tiempo, coyuntura que aprovechó el equipo local para alcanzar el descanso con ventaja (40-37).

Ondrej Balvin, sin minutos en la primera parte, vio acción en el arranque del tercer cuarto tras dos faltas personales de Anzejs Pasecniks. El equipo manresano llevó la voz cantante en esta parte del encuentro y llegó a tener nueve puntos de ventaja (50-41, minuto 24) tras un triple de Alex Renfroe.

Un empujón permitió a los isleños colocarse a dos puntos (56-54, minuto 28) gracias a momentos de inspiración de un siempre voluntarioso Eulis Báez. El dominicano contagió a sus compañeros y el conjunto fue capaz de igualar e, incluso, de ponerse por delante con dos tiros libres de Rabaseda. Sin embargo, un triple del examarillo Ryan Toolson devolvía la ventaja al cuadro local (63-62).

El conjunto manresano se disparaba en el electrónico ante un errático Herbalife Gran Canaria. Dos tiros libres de un bestial Lalanne, imparable en todo momento, ponía ocho de diferencia (72-64, minuto 34) con algo más de seis minutos por disputarse. Tiempo suficiente como para que los isleños apretasen el electrónico hasta situarse a dos puntos. Con 72-70 en el luminoso del Nou Congost, Hannah dispuso de un triple para remontar, pero su tiro besó el hierro. Finalmente el Gran Canaria no acercaría más a los locales y caía derrotado por 86-79.