Un flojo final vuelve a condenar al Granca (74-89)

Compartir
Foto: cbgrancanaria

El Bayern consigue sacar la victoria del Gran Canaria Arena, con un parcial de 4-17 que resultó definitivo. El Herbalife Gran Canaria encadena su séptima derrota en la competición y desde mañana preparara el partido de La Liga Endesa ante Estudiantes.

Tras una salida de 2-6, llegados al ecuador del acto el Bayern iba por delante (9-14, minuto 5) en un encuentro de ritmo bajo.

Había poco acierto en ataque pero, todo sea dicho, ambas defensas mostraban una intensidad óptima para un encuentro de máximo nivel europeo. Anzejs Pasecniks se había tenido que retirar por un golpe en un dedo, y Radicevic rápidamente se había visto con dos faltas. Con una rotación justa, los claretianos fueron capaces de aferrarse al encuentro a pesar de no tener acierto, yendo siempre a remolque (17-21).

El partido siguió transcurriendo con igualdad. El Herbalife Gran Canaria, con Rabaseda ejerciendo de factor de motivación desde la defensa, seguía cerca de un Bayern que no conseguía despegarse. Pero la diferencia empezaba a aparecer cuando el porcentaje de acierto exterior se elevaba en un lado mientras que en el otro seguía siendo bajo. Un parcial de 2-9 con triples de Koponen y Williams (25-36, minuto 15) obligaba a pedir tiempo muerto a Salva Maldonado.

A pesar de los varios arreones del conjunto bávaro, el ‘Granca’ fue capaz de aferrarse al encuentro de mano de un Oriol Paulí muy acertado, que en los últimos tres minutos de primer tiempo fue capaz de firmar 5 puntos y 2 asistencias para liderar la reacción isleña (42-46)

Tras la reanudación, el Herbalife Gran Canaria saltó al parqué del Gran Canaria Arena con un ritmo más que el conjunto alemán. Los amarillos consiguieron mantener la inercia del segundo acto para seguir acercándose en el electrónico (52-53, minuto 25), llegando a disponer de un mate de Evans para ponerse por delante en el luminoso.

En el intercambio de golpes, y tras dos empates en el marcador, un triple desde el logo de Marcus Eriksson disparaba a los isleños dándoles la primera ventaja de la noche desde el primer cuarto. Una renta que quedaría en mínima a falta del último acto (62-61).

Durante varios minutos, el Herbalife Gran Canaria luchó para seguir muy metidos y con opciones. Un triple de Eriksson (70-71) a poco más de cinco minutos del final apretaba las cosas.

Pero en los últimos cinco minutos, los grancanarios solo anotarían 4 puntos. Un tremendo parcial de 4-17 para el Bayern, que dinamitó el encuentro desde más allá de 6,75, hizo que el encuentro careciera de historia en sus instantes finales.