El Granca asalta Estambul (71-75)

Compartir
Foto: Gran Canaria

El conjunto claretiano logró cuajar un gran partido en defensa para alcanzar su primera victoria fuera de casa en la máxima competición del continente. Los amarillos consiguieron remontar la desventaja de diez puntos con la que se fueron al descanso y le arrebataron la victoria al Darussafaka.

Tanto turcos como grancanarios tuvieron un relativo acierto en los compases iniciales. Darussafaka, eso sí, siempre tomó la delantera, con sus locales Demir y Kosut haciendo daño. Entre ambos, anotaron 12 de los primeros 13 puntos (13-9, minuto 6) del conjunto otomano.

A medida que iba avanzando el cuarto, el control del Darussafaka era mayor. Tras la buena puesta en escena de la materia prima nacional, los americanos fueron reclamando su cuota de protagonismo. McCallum y Kidd comandaron un parcial que elevó la diferencia hasta los nueve puntos (22-13, minuto 8), ante un ‘Granca’ con dificultades para anotar. La irrupción de Marcus Eriksson, que anotó siete puntos de manera consecutiva, dio algo de oxígeno a los isleños antes del final del acto (25-22).

Un buen arranque de segundo cuarto permitió al Herbalife Gran Canaria llegar a igualar la contienda (27-27, minuto 13) con puntos de Eriksson y Paulí. Sin embargo, a partir de ese momento el Darussafaka impondría su juego y ahogaría a un cuadro grancanario que apenas pudo sumar siete puntos más antes del intermedio.

El parcial turco fue de 10-0, jugando con cierta comodidad en ataque. Jeremy Evans salió desde el banquillo para dar mordiente en la pintura a los suyos, tras un inicio en el que los claretianos controlaron los tableros, y el núcleo nacional de Darussafaka siguió aportando buenos minutos con puntos y actitud. A pesar de un tímido parcial de 0-4 de los amarillos, los locales siguieron volando sobre el parqué y, tras disponer de una docena de puntos como colchón, se marcharon al intermedio con diez de ventaja (44-34).

El paso por vestuarios vino bien a un Herbalife Gran Canaria que salió muy entonado en defensa en el tercer cuarto. Al menos, con intensidad y con actividad en las líneas de pase y en las defensas individuales. Darussafaka solo anotó dos puntos en dos minutos y medio, mientras que el ‘Granca’ acertaba desde el exterior con tiros de Radicevic y Eriksson. Un espectacular mate de Brown (50-40, minuto 25) obligaba a Salva Maldonado a pedir tiempo muerto para buscar la reacción de los suyos.

Los grancanarios fueron capaces de aguantar durante varios minutos el intercambio de golpes en un juego lento, con bajo acierto y de mucho fango. Tras llegar al 54-46, con la distancia manteniéndose en todo momento entre los ocho y los diez puntos, los claretianos apretaron el acelerador. Marcus Eriksson, que acabó la noche con 23 puntos y un 5/8 desde 6,75, clavó un triple para enseñar el camino. Fue la primera piedra de un camino que llevó a los isleños a cerrar el cuarto con ventaja, merced a un parcial de 2-11 culminado con un triple a tablero del alero sueco (56-57).

El Herbalife Gran Canaria se veía a los mandos del encuentro y con cierto control, actuando bien en defensa y secando las amenazas turcas. Pero McCallum, nuevamente, sacó a relucir su talento individual para reactivar a Darussafaka (65-62, minuto 33), que volvía a ponerse por delante en el luminoso y obligaba a Maldonado a pedir tiempo muerto. Los amarillos lograrían despegarse del marcador con buenas acciones de Oliver y Tillie.

Un rápido parcial de 4-0 para el equipo turco cuando el marcador se había ido hasta el 65-73 hizo creer en la remontada al cuadro local, pero los claretianos, bajo la dirección de Albert Oliver, consiguieron sumar su tercer triunfo en EuroLeague y el primero, de su historia, como visitante en la competición.

También te puede interesar…

#PEÑAS | La FPUDLP organizará el Congreso Nacional de Peñas de 2020