El Granca le hace un traje a Armani en su casa (86-94)

Compartir
EFE/Fernando Galindo

El conjunto claretiano venció al conjunto italiano en el primer partido de los amarillos tras la destitución de Salva Maldonado, y consigue su cuarta victoria en la competición continental. Un parcial de 18-28 en el segundo cuarto fue decisivo para llevarse el partido.

Con Víctor García ejerciendo de entrenador interino y formando tándem con su ayudante Salva Camps, el Herbalife Gran Canaria visitaba el Mediolanum Forum de Milán con el objetivo de mantener la buena inercia de los últimos partidos pese a los cambios de las últimas horas. No sería fácil hacerlo en la pista del sexto clasificado de Turkish Airlines EuroLeague y uno de los mejores equipos ofensivos del campeonato.

Báez y Rabaseda saltaron de inicio pero fueron Radicevic y Balvin quienes firmaron la primera canasta con un alley-oop. A pesar de la buena propuesta inicial tras el salto, fue el AX Olimpia Milano quien llevó la voz cantante en los compases de arranque de un partido que llevó el nombre escrito de Mike James. El base estadounidense, uno de los mejores jugadores del Viejo Continente, arrancó entonado y lideró a los suyos (16-8, minuto 7) anotando, asistiendo y corriendo. Con buenas defensas y dos triples de Kim Tillie y Marcus Eriksson, el ‘Granca’ cerraba el primer acto a solo dos de los italianos, merced a una canasta sobre la bocina de Kuzminskas (22-20).

El segundo cuarto transcurrió, en su comienzo, con un toma y daca constante. Alternancias en el marcador, ventajas amarillas y un AX Olimpia Milano que tenía que recurrir más de la cuenta a James para sumar. Tanto él como Arturas Gudaitis, que fue una fuerza de la naturaleza en ambos aros, mantuvieron a flote a los suyos en un segundo cuarto de claro color amarillo. Y es que tras los tres primeros minutos (27-26, minuto 13), los locales se verían por detrás en el marcador en todo momento.

Chris Evans irrumpió en el encuentro para revolucionar el ataque claretiano con intensidad y acierto exterior. Pero el brillante segundo acto de los claretianos fue producto de un esfuerzo coral en el que no hubo ‘pero’ que valiese. Todos los jugadores amarillos que vieron acción, con la excepción de DJ Strawberry, anotaron alguna canasta en un primer tiempo que cerró el Herbalife Gran Canaria con ocho de ventaja (40-48).

Era inevitable que el equipo transalpino se enchufara al partido y que lo hiciera desde la línea de 6,75. James y Brooks abrieron fuego en el tercer cuarto anotando sendos triples que lanzaron a los de Pianigiani en el marcador. Bertans, saliendo de bloqueo, clavaba otro (51-55, minuto 24) y acercaba a los italianos en el luminoso. Pero los grancanarios encontraban diversas maneras de anotar, sin obsesionarse con el lanzamiento exterior, y mantenían a raya el empuje milanés.

Pasaban los minutos y la diferencia, lejos de acortarse, no hacía sino aumentar. Tanto fue así, que dos triples de Tillie y Oliver significaban una renta de 12 puntos que llegó a ser de 14 (56-70, minuto 29). Sin embargo, los anfitriones apretarían de tal manera que se llegarían a poner a tan solo dos puntos de los canarios (77-79, minuto 35).

Cuando más apretaba el calor del equipo local, el ‘Pío Pío’ retumbó en el hogar del gigante italiano. La presencia de una poblada grada de marea amarilla dio alas a un ‘Granca’ que asumió el reto y no le perdió la cara al partido. Durante varios minutos, el AX Olimpia Milano estuvo a solo dos puntos, pero los claretianos aprovechaban todas las ocasiones para sumar y hacer mella en la moral italiana. Dos tiros libres de Eriksson (83-89, minuto 38) parecía poner la puntilla.

Y lo fue. El AX Olimpia Milano peleó hasta el último segundo pero no pudo contrarrestar el brillante juego de un Herbalife Gran Canaria que practicó un baloncesto equilibrado, con cabeza y que le brindó la cuarta victoria del curso en la Turkish Airlines EuroLeague.