El Gran Canaria cae derrotado en La Fonteta (83-67)

Compartir
Foto: herbalifegrancanaria

Se le hizo largo el partido al Herbalife Gran Canaria, que compitió hasta el último cuarto, pero se desinfló en la recta final y acabó perdiendo el partido por una diferencia de más de quince puntos.

Tras dos derrotas entre semana en la Turkish Airlines EuroLeague, el Herbalife Gran Canaria llegaba a otra exigente cita, esta de Liga Endesa, en la Fuente de San Luis de Valencia. El conjunto amarillo, con la imperiosa necesidad de ganar, visitaba a un Valencia Basket que también buscaba un triunfo que les acercara a la Copa del Rey.

DJ Strawberry, inédito en la EuroLeague por problemas en su rodilla, salió de inicio en la Fonteta. El estadounidense se mostró fresco en la pista, anotando cinco puntos en un arranque de encuentro igualado con Valencia Basket, eso sí, disfrutando de las primeras ventajas. Pero precisamente el americano, con un triple, cimentó un parcial de 0-9 (8-13, minuto 6) en el que fue primordial Ondrej Balvin, destacado en la pintura peleando el rebote y sumando con dos mates.

El Valencia Basket, lejos de dejar escapar al Herbalife Gran Canaria, reaccionaba con buenas defensas y sumando de diferentes maneras. Will Thomas hacía daño en la pintura y la defensa de los bloqueos hacía sufrir a los isleños. Sin embargo, Rabaseda respondió al parcial taronja con un triple y Oriol Paulí cogió el testigo luego firmando muy buenos minutos de baloncesto. Una canasta de Abalde sobre la bocina apretaba las cosas al término del primero (19-21).

Una canasta de Kim Tillie y otra de, otra vez, Oriol Paulí (19-25, minuto 13) ponían la máxima diferencia hasta el momento para un ‘Granca’ que mandaba con relativa comodidad. Sin embargo, las rentas no aumentaban y el Valencia Basket lograba encadenar varias acciones positivas de manera cíclica para llegar a igualar en diferentes momentos. Dos triples consecutivos de Kim Tillie (29-33, minuto 16) mantenían en vanguardia a los claretianos.

Se le hizo de noche entonces al Herbalife Gran Canaria. Valencia Basket consiguió secar el ataque de los de Víctor García sin demasiados alardes defensivos y encontrando, además, situaciones cómodas para sumar. El parcial fue de 12-0 para poner hasta ocho puntos de diferencia en el luminoso de la Fonteta. Sin embargo, un arreón amarillo en el último minuto de la primera mitad bastó para igualar. Strawberry y Oliver desde el triple, y Oriol Paulí sobre la bocina con un canastón, empataron el choque (41-41).

Salvo ese arrebato final de los claretianos en el minuto previo al descanso, el ‘Granca’ estaba empezando a sufrir para anotar. Y esa inercia negativa se prolongó en el arranque de un tercer cuarto en el que el Valencia Basket puso tierra de por medio aprovechando la sequía anotadora isleña. Guillem Vives se erigió como protagonista (49-43, minuto 24) con cinco puntos consecutivos, incluyendo un triple desde su casa que levantó a la parroquia taronja.

DJ Strawberry, anotando desde más allá de 6,75, daba algo de esperanza a los claretianos. Esperanza de poder encontrar una fluidez ofensiva imprescindible para evitar que Valencia Basket volara en el marcador. Pero no fue lo esperado. Los taronja, dominadores de la pintura con un Dubljevic que podía con Pasecniks, Balvin y Fischer juntos, llegaron a los dobles dígitos de ventaja (57-47, minuto 27) con un parcial de 16-6.  Sin embargo, volvía a repetir guion el equipo grancanario. Con Oliver dirigiendo y Fischer aportando, los amarillos lograron un parcial de 0-8 que mantuvo en un pañuelo el choque a falta de un cuarto (57-55).

Eriksson igualaba la contienda en la primera posesión del último cuarto, pero Víctor García pronto se iba a ver obligado a pedir tiempo muerto. Valencia Basket, con un parcial de 6-0 (63-57, minuto 33) amenazaba con romper las cosas. Quedaban todavía casi ocho minutos de partido, pero la dinámica positiva de los taronja hacía peligrar el encuentro. Surtía efecto el parón: Marcus Eriksson sumaba cinco puntos consecutivos (63-62, minuto 34) y ponía en un puño el encuentro.

Había abierto la tapa exterior el sueco, pero también la del aro de su equipo. Porque Thomas replicó de tres y Vives hizo lo mismo para volver a poner tierra de por medio. Luchó el Herbalife Gran Canaria en los últimos minutos de partido, pero el acierto acompañó a un equipo local que tuvo más soltura y frescura en los momentos decisivos.

Derrota del conjunto amarillo, que el jueves recibirá a Fenerbahce en EuroLeague y el domingo hará lo propio con UCAM Murcia en la última jornada de la primera vuelta de Liga Endesa.