El Granca sale de la UVI a costa del Tenerife (86-90)

Compartir
Foto:cbgrancanaria

Importante victoria del Gran Canaria para coger óxigeno. Los amarillos lograron ganar el derbi y consiguen una victoria de mérito que puede suponer un antes y un después en la irregular temporada del conjunto claretiano.

Arrancó golpeando primero el Iberostar Tenerife. Bassas, con mayor protagonismo por la baja de San Miguel, sumó un tiro libre en la primera posesión del partido al superar con facilidad al base estadounidense de los claretianos. Sin embargo, fue el Herbalife Gran Canaria el que llevó la voz cantante en los compases iniciales del choque. Lo hizo gracias a un gran acierto exterior. DJ Strawberry se mostró inspirado y lideró a los suyos (8-15, minuto 5) con 8 puntos y dos triples en el arranque del encuentro.

El ‘Granca’ fue superior en ambas canastas y, poco a poco, fue poniendo tierra de por medio. Se sumaban a la fiesta Rabaseda y Tillie, los titulares que más minutos aguantaron en pista antes de ser cambiados por García, y los grancanarios realizaban un baloncesto alegre y efectivo. Un triple del galo (15-27, minuto 9) disparaba a los amarillos en el luminoso colocando 12 puntos de diferencia, pero la explosión de Davin White en el último minuto del cuarto, con dos triples, apretó las cosas (21-27).

No tardó mucho el Herbalife Gran Canaria en recuperar una renta de dobles dígitos con cuatro puntos consecutivos de Siim-Sander Vene, de nuevo teniendo que aportar en la rotación ante la baja del capitán Eulis Báez. Sin embargo, el Iberostar Tenerife había encontrado ya su ritmo en el encuentro gracias a la conexión de Bassas y Saiz, quien percutía en la pintura (31-35, minuto 15) y acercaba a los canaristas en el luminoso.

Los de Txus Vidorreta fueron capaces no solo de igualar, sino de remontar en el marcador gracias a los constantes viajes al tiro libre. Un parcial de 8-0, con todos los puntos llegando desde la línea de 4,60 con una técnica a Víctor García incluida, adelantaba a los aurinegros (46-44, minuto 18) en un choque en el que seguían primando los ataques por encima de las defensas. Un último arreón de Albert Oliver permitió a los visitantes cerrar el cuarto por delante con una mínima renta que podría haber sido superior si los colegiados hubieran visto la interferencia de Abromaitis en la acción previa al descanso (50-51).

Colton Iverson, desaparecido en la primera mitad, salió al parqué del Santiago Martín en la segunda parte con ganas de demostrar su poderío en la pintura. El americano superó a Wiley, primero, y a Balvin, después, para comandar unos buenos minutos del equipo canarista, que conseguía recuperar la ventaja. Durante varios minutos, los aurinegros eran capaces de mandar en el luminoso del recinto lagunero, pero DJ Strawberry, que ya había enchufado ocho puntos en el arranque, volvió a surgir (60-61, minuto 25) con acciones de gran mérito.

Sus esfuerzos valieron para que el ‘Granca’ volviera a verse por delante en el marcador y llegase incluso a disfrutar de una renta de siete puntos (59-66, minuto 27) tras una canasta de Clevin Hannah. El Herbalife Gran Canaria, como sucediera en la primera mitad, parecía superior sobre el parqué, pero el marcador seguía mostrando una gran igualdad. En varias ocasiones los grancanarios disfrutaron de la ventaja de siete puntos, pero un triple de Brussino cerraba el acto apretando el choque (69-73).

El propio jugador argentino, ex del Herbalife Gran Canaria, incendiaba las gradas del Santiago Martín con cinco puntos consecutivos (74-73, minuto 32) en apenas un minuto de último cuarto que colocaban a los aurinegros por delante en el luminoso. Reaccionó rápidamente el Herbalife Gran Canaria con otro parcial de 0-5, con triple de Eriksson, para compensar la balanza y dejar las cosas tal y como estaban.

Era imposible que el encuentro se decidiera de otra manera que no fuera en los últimos segundos y con incertidumbre. Luchaba de manera serena y entregada el Herbalife Gran Canaria en busca de la primera victoria del curso a domicilio en Liga Endesa. El choque transcurría con varias igualadas. Bassas clavaba un triple que encendía a la parroquia lagunera pero respondía Wiley en el tiro libre.

La línea de 4,60 fue clave en el devenir del choque. Clevin Hannah, que acabó con 17 puntos y un 12/12 en tiros libres, sumó cuatro puntos consecutivos antes de asistir a Wiley para que este sumase el 82-88 a poco más de un minuto del final. Soñó con la remontada el conjunto lagunero sumando cuatro puntos consecutivos, pero otros dos libres de Hannah a 8,1 segundos permitieron al Herbalife Gran Canaria sumar un triunfo vital, el séptimo de la campaña.