Chrisantus y Barbosa sacan brillo a tres puntos vitales (1-2)

Compartir
Chrisantus celebra con sus compañeros el primer tanto / reporterosdejerez.com
Chrisantus celebra con sus compañeros el primer tanto / reporterosdejerez.com

No fue un partido para enmarcar, pero lo importante era sumar los tres puntos en casa del colista. Se vio a una Unión Deportiva Las Palmas en Chapín lejos de su mejor versión, a la que salvó la actuación de Chrisantus, que anotó dos goles y se desquitó de la clara ocasión fallada ante el Hércules, y de un Mariano Barbosa inconmensurable.

Era un partido marcado por las ausencias. Hasta siete bajas de los teóricos titulares disponía Carlos Ríos, técnico local. Lobera, por su parte, no pudo contar con Thievy, Nauzet Alemán ni Murillo, a quien se prefirió dar descanso en la jornada del sábado. Quedaba despejar la duda de cómo funcionaría el equipo sin tres de sus hombres más importantes en cada una de las líneas. Y en una cita desagradecida: todo lo que no fuera triunfar en Chapín sería un fracaso mayúsculo.

Comenzó el Xerez herido en su orgullo. Con ganas de demostrar a su afición que, aunque la salvación parece una empresa imposible, no será por sudor sin derramar sobre el césped. Con un Raúl Cámara que alargó la banda derecha con mucha inteligencia, el cuadro de Carlos Rìos comenzó inquietando la portería de Mariano Barbosa.

Vitolo contó con dos ocasiones para adelantar a los amarillos, pero no logró conectar correctamente con el balón. Tampoco logró hacerlo Maldonado en un centro desde la derecha de Cámara. A los quince minutos, quién no perdonó, fue Macauley Chrisantus.

Recibió un pase filtrado de Momo tras una recuperación de éste, encaró a Chema y le batió con cierta fortuna [vea los goles]. El guardameta local tocó el esférico pero se coló en la portería. Con el 0-1 se aliviaría la tensión en ataque local, que pasaría directamente a las gradas. Los aficionados azulinos recriminaron a sus futbolistas la desastrosa temporada que están realizando al grito de «jugadores, mercenarios».

Error de Momo y penalti 

El extremo de Las Torres, en líneas generales, disputó un buen encuentro. Sin embargo un error grave en la primera mitad permitiría que el Xerez no le perdiera la cara al encuentro. En una salida amarilla, controló con confianza hacia dentro, leyéndole Mendoza —con el que coincidió dos temporadas en el cuadro andaluz— las intenciones. El lateral azulón se aprovechó, se internó en el área y fue derribado por el mismo Momo. El penalti lo transformó Rueda, engañando a Barbosa. Precisamente, poco antes Hernán había estrellado un balón al palo. Del 0-2 se pasó al 1-1. Los amarillos empezaron con mayor intensidad en la reanudación.

El citado Hernán y Javi Castellano achicaron más los espacios, y comenzaron a robar balones en la medular. Sin un claro creador, Las Palmas volvió a naufragar en el parámetro creativo. Sin embargo ambos ofrecen contundencia y una lectura táctica avanzada. Completaron un partido regular y más que digno como pareja de pivotes de corte defensivo.

Barbosa completó un partido soberbio / SoyXerecista.es
Barbosa completó un partido soberbio / SoyXerecista.es

El cuadro local también quería agradar. En una de sus intentonas llegaría la contra que a la postre finiquitaría el encuentro. Tato encontró un balón rebotado hasta la medular para correr. Acompañado por Vitolo y Chrisantus, decidió mandar un preciso pase al hueco al nigeriano. El punta de Abuya definió a la perfección ante Chema, colocando el esférico en la base del poste. Su celebración llevaba mensaje: se llevó la mano derecha a la oreja. Una reivindicación manifiesta por las duras críticas recibidas esta semana.

Sufrimiento final

En el menguante partido de la Unión Deportiva se le achaca que no supo aumentar la renta para no sufrir en la recta final. Tato contó con una oportunidad única para hacerlo, aunque pecó de individualismo con Guerrero esperando en la boca de gol. El Xerez se vino arriba, sin peligrosidad notoria, aunque espoleado por el orgullo. Y apareció Mariano Barbosa. San Mariano.

El guardameta argentino desde el partido ante el Villarreal (1-1) en El Madrigal ha aumentado su presencia. Sus intervenciones significan puntos. En la última jugada del partido, un inédito Bodipo casi silencia al medio centenar de aficionados amarillos presentes en Chapin. En una jugada extraña, logró conectar el esférico en un gesto acrobático. Barbosa iba a ser superado, pero rápidamente movió sus pies hacia la portería con la mirada fija en el balón. Se impulsó, y en un escorzo plástico logró enviar la última bala del Xerez fuera. Chrisantus fue la estrella del encuentro, pero no se puede desmerecer la última intervención del sudamericano [vea la espléndida parada en vídeo].

Tres puntos vitales con los que se contaba, pero que se tuvo que luchar a pesar de la condición defenestrada del Xerez. La Unión Deportiva sudó sangre, pero regresa con una sonrisa en la cara. En el ambiente queda la autocrítica de Lobera, consciente que la imagen distó mucho de lo que esperaba. En un tramo de competición como el que estamos, lo primordial es puntuar. El juego alegre es lo de menos. Las Palmas sigue alimentando sus sueños por regresa a la élite, y eso es lo que cuenta.

 

CRONICA_ficha

Xerez Club Deportivo  1-2  Unión Deportiva Las Palmas

Xerez: Chema, Mendoza, Galán, Bruno Herrero (Porcar m.63), Bodipo, Rafa García, Maldonado, Redondo, Rueda (Emaná m.76), Raúl Cámara, Marquitos (Zafra m.66).

UD Las Palmas: Barbosa; Pignol, Deivid, David García, Dani Castellano; Javi Castellano, Hernán, Momo (Javi Guerrero, min. 57), Vitolo (Andy Pando, min. 76); Tato (Francis Suárez, min. 84) y Chrisantus. Entrenador: Sergio Lobera.

Goles: 0-1, Chrisantus, min. 15; 1-1, Rueda (p), min. 39; 1-2, Chrisantus, min. 60.

Árbitro: Prieto Iglesias (comité navarro). Amonestó a los locales Rafa García, Marquitos, Rueda y Emaná. A los visitantes amarilla a Momo y Javi Guerrero.

Incidencias: Encuentro disputado en Chapín ante 2.291 espectadores.