López Garai y Atienza, nuevos detenidos en la Operación Oikos

Compartir

El Reus – Valladolid del año 2017 sigue bajo sospecha. Bajo el marco de la Operación Oikos, la presunta trama de amaño de partidos con apuestas ilegales de por medio, hoy se han producido nueve detenciones que afectan a figuras del fútbol español como el central del Zaragoza, Atienza, y el exentrenador del CD Tenerife, Aritz López Garai.

Las irregularidades económicas que rodean a algunos partidos del fútbol español continúan estando bajo la lupa de la Operación Oikos, que durante el verano agitó la actualidad del deporte con la detención de jugadores como Carlos Aranda o Raúl Bravo. Este martes, la Policía Nacional ha procedido con otras nueve detenciones, y según se informa hay previstas al menos dos más.

Todos ellos estarían presuntamente implicados en el amaño del partido que disputaron el 4 de junio de 2017 el Reus y el Valladolid, con victoria del primero por 2-0, correspondiente a la penúltima jornada de la temporada de Segunda División, un partido que el Reus ganó 2-0 cuando las apuestas para ese partido estaban 5-1 en su contra. El Huesca fue el gran beneficiado entrando en puestos de playoff gracias a ese resultado.

Entre los arrestados hay jugadores en activo que entonces militaban en el Reus y directivos del Huesca, algunos de ellos ya detenidos en la primera fase de la Operación Oikos. También se encuentra Pichu Atienza, que actualmente milita en las filas del Zaragoza, y que en 2017 fue jugador del Reus. Los agentes procedieron a su detención instantes antes de que comenzara a entrenar con su equipo. Otro detenido vinculado al club catalán es Aritz López Garai, que entonces era jugador y que recientemente ha sido cesado como entrenador del Tenerife. También ha sido arrestado Íñigo López, que ya fue detenido en la primera fase de la operación. Junto a él lo ha sido su representante, Rodrigo Fernández Lovelle.

Otros detenidos ahora que también lo fueron en mayo son el expresidente de la SAD Huesca Agustín Lasaosa y el que fuera el jefe de los equipos médicos del club oscense, Juan Carlos Galindo. Vinculados al mismo equipo ha sido arrestado Carlos Laguna Monreal, ex director financiero; y el empresario Jesús Sanagustín Fernández, administrador único de la constructora Pryobra 2010. El noveno detenido es Jacobo Sanz, que actualmente juega en Kuwait. Además, uno de los presuntos cabecillas de la trama, el exjugador Raúl Bravo, ha sido citado para comunicarle la imputación de nuevos delitos, según informan los medios.