| Blogs

Justicia Poética

Escrito el: 25 Mayo 2011 19:57 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Si la justicia poética existiera, Juan Manuel Rodríguez ya habría formalizado su futuro. Dando continuidad al proyecto que comenzó a mitad de temporada, como últimamente parece que empiezan los proyectos amarillos. Si hubiera justicia poética jamás de los jamases Juan Manuel se hubiera marchado en medio de un motín que ha congelado al equipo dos temporadas, devorando todo lo que vino después. Si hubiera justicia poética, no harían falta las propuestas, porque las dos partes serían una. Pero la justicia existe en pocas dosis, y dependiendo del dosificador, llega antes, después, o no llega.

Juan Manuel cogió al equipo más goleado nadando en un mar de contracorrientes, agarró el timón y supo a dónde tenía que llevarlo, y cómo. Juan Manuel cogió al equipo camino de Coruxo y lo ha dejado en Coruña, un abrazo Lendoiro. Tres temporadas después, como ocurriera antes, JMR volvió a mirar en el fondo del armario a mitad de temporada, y aquellos pantalones rotos, aquel chubasquero desteñido sirvieron para soportar la ola de frío que llegó cuando la primavera debiera haber llenado todo de flores. Porque con la que caía, las bicicletas, para el verano.

Personalmente, me parece que el lugar de Juan Manuel está en el corazón de la entidad. Que se convierta, no en un hombre de club, sino el hombre del club. Que sea el centro orbital de la toma de decisiones deportivas. Algo así como el Luis Molowny del Real Madrid, herencia descabezada tras la destitución de Del Bosque. Ya que Juan Manuel conoce la realidad de este club, las posibilidades, las capacidades, la idiosincrasia. Porque necesitamos un espíritu, un proyecto de cantera, por encima de necesidades económicas. Y claro está, si decide estar a pie de campo, que esté. Merece el crédito.


Apertura de melones

Escrito el: 15 Mayo 2011 23:20 | Autor: Néstor Cebrián | Archivado en: General | Sin comentarios »

Hace cuestión de unas semanas, el entorno de la UD empezó a dispersarse. Las prioridades parecían haber cambiado. A 11 puntos del descenso, la preocupación era otra. O en plural, eran otras. Con la sombra de las elecciones, el club se aprovechó intentó presionar para conseguir promesa de pistas de atletismo, o de no pistas de atletismo, y la construcción de ciudad deportiva. Cuestiones vitales para el largo plazo de la entidad. Asimismo, el puesto del entrenador de la temporada 2011-2012 provocaba también controversia, abajo, arriba, fuera. Los jugadores comenzaron a pronunciarse sobre su futuro, sobre su exentrenador. Y la grada, incluso se atrevía a mentar a los playoffs.

Pero una serie de resultados, devolvió a la realidad más real. La permanencia. A tres puntos del Salamanca, la prioridad volvía a ser la supervivencia, y justo en la semana más clave de todas las semanas. El domingo, la UD corría el peligro de volver a entrar en descenso. A dejar de depender de ella. Pero el equipo dio la cara, venció a dos rivales incómodos Cartagena, y Barça Athletic.  Y ha vuelto a despejar dudas, a reducir incertidumbre quedándose a dos puntos a conseguir de los próximos 9. Da la sensación que cuando más cerca pasan los cuchillos de la yugular mejor resultados ofrece la UD.